Connect with us

Político social

Putin reune a la izquierda latinoamericana

Published

on

Putin reúne a la izquierda latinoamericana en Rusia para impulsar “nuevo orden mundial”

Delegaciones de Nicaragua y Bolivia partieron a tierras rusas para participar en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo con el presidente ruso como anfitrión. El encuentro, figura más como una reunión con objetivos ideológicos convertida en trinchera del socialismo latinoamericano.

 

Putin hizo otra conveniente jugada invitando a los talibanes a este foro. (EFE)

El objetivo de la edición XXVII Foro Económico Internacional de San Petersburgo, que se celebrará entre el 5 y 8 de junio, no es un secreto. El propósito de los más de 17000 asistentes de 136 países, no solo pasa por discutir sobre negocios y acuerdos, también intercambiarán ideas sobre la conformación del “nuevo orden mundial”. Todo ocurrirá con Vladímir Putin como anfitrión, uno de los defensores de la idea de que Estados Unidos debe ser desplazado como la mayor potencia global.

La delegación de Nicaragua partió a ese país para formar parte de las conversaciones, con Laureano Ortega Murillo como su mayor representante. Algo que no es extraño ya que el hijo de Daniel Ortega viene siendo la cara de la dictadura sandinista cuando se trata de viajes internacionales, y esta vez, junto a él, estará su madre y vicepresidente del régimen, Rosario Murillo.

También viaja a tierras euroasiáticas el presidente bolivianos Luis Arce, donde expondrá ante los miles de asistentes su “modelo económico social comunitario productivo”—a pesar de sus cuestionables resultados— creado junto a economistas de izquierda y aplicado desde que gobierna el Movimiento al Socialismo (MAS). En otras palabras, es una reunión con objetivos ideológicos convertida en trinchera del socialismo latinoamericano y para quienes estén dispuestos a pagar 19860 dólares por entrada.

Encuentro de dictaduras y extremistas

Si bien los temas empresariales cobran relevancia en este foro, también lo serán las reuniones de gobiernos afines a Putin. De hecho, el mandatario ruso se reunirá con Luis Arce el 6 de junio. Será su primer encuentro en persona ya que solo se habían comunicado vía telefónica. Se analizará la propuesta de Bolivia de estudiar su inclusión en los BRICS y temas “vinculados al desarrollo futuro de la cooperación bilateral”. De por sí, la nación latinoamericana se volvió altamente dependiente no solo del Moscú, sino de China e Irán, los cuales ofrecen apoyo ideológico y logístico a cambio de recursos nucleares y materias primas usadas en tecnología.

Pero no es todo. Aunque la izquierda latinoamericana se reúna en pleno en tierras rusas (Cuba también asistirá precedido por el hecho de que en la edición de 2023 envió una de las delegaciones más numerosas junto a China y otros países), Putin hizo una jugada aparte para otorgar reconocimiento oficial a los talibanes luego de que estos tomaran Afganistán en el año 2021.

El mandatario ruso los invitó a este Foro Económico Internacional y estos, en respuesta, manifestaron su agradecimiento, un gesto que podría acercarlos a ser excluidos de la lista de organizaciones terroristas del Kremlin. Es otra pieza del rompecabezas que maneja el eje Rusia-China-Irán para normalizar relaciones con los extremistas. Hasta hace poco, el grupo islámico designó su embajador en Pekín y reforzó sus conversaciones con Teherán.

El soñado “mundo multipolar” de la izquierda

El tema del evento de este año es “La base de un mundo multipolar: formación de nuevos puntos de crecimiento”. Por ende, cobran mayor sentido los movimientos de Putin y la atención que pone a la presencia de países amigos. Él y sus aliados se han encargado de asomar sus intenciones cuando mencionan la necesidad de crear “una nueva geopolítica regional” con Xi Jinping como otro de sus principales integrantes, como lo mencionó el dictador Nicolás Maduro hace un año.

Respecto a Estados Unidos, el país ha enviado sus delegaciones en años anteriores y posiblemente lo haga en esta, a pesar de que el objetivo de este año pueda no gustar del todo al gobierno del demócrata Joe Biden. Después de todo, el foro que se celebra desde hace 27 años también tiene fines diplomáticos.

Por: Oriana Rivas

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola 👋
¿Cuéntanos cual es tu inquietud ?