Magdalena Andersson, Primera Ministra de Suecia 

«Nuestra política de 200 años de no alineación militar, ha servido bien a Suecia. Pero la cuestión que se plantea es si la no alineación militar seguirá sirviéndonos bien. Y la invasión no provocada de Rusia en Ucrania no sólo es ilegal e indefendible, sino que también socava el orden de seguridad europeo en el que Suecia basa su seguridad», declaró la primera ministra sueca Magdalena Andersson.

Anteriormente, el presidente de Finlandia Sauli Niinistö, no se había hecho ilusiones sobre lo trascendental de la decisión de su país al declarar que estaba dispuesto a renunciar a su estatus de neutralidad y solicitar el ingreso en la OTAN.

«Hoy es un día histórico. Finlandia maximizará su seguridad. Y eso no se lo quita nadie», declaró el mandatario.

Según recientes encuestas, el número de finlandeses que quiere unirse a la alianza ha aumentado a más de tres cuartas partes, casi el triple del nivel visto antes de la guerra en Ucrania.

En Suecia, el apoyo también ha aumentado drásticamente, hasta alrededor del 50%, con un 20% en contra.

La OTAN ha dicho que la puerta está abierta para que ambos países se unan, pero la adhesión debe ser aprobada y ratificada por los 30 miembros de la alianza.

Por el momento, Turquía se opone a la integración de ambos países, aunque el Gobierno de Ankara se muestra abierto a negociar.

Fuente: Sistema Integrado Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here