Connect with us

Internacional

Biden dogmático del cambio climático antropogénico

Published

on

«Realmente estúpido»: Biden ataca a los negacionistas del cambio climático y propone nuevas medidas.

Muy pocos estados federales de Estados Unidos disponen actualmente de normas sobre la exposición al calor en el lugar de trabajo.

Las altas temperaturas en Estados Unidos son la principal causa de muerte relacionada con el clima, y el presidente demócrata, Joe Biden, está tomando medidas para hacer frente a las consecuencias de la crisis climática.

Esta semana, el presidente propuso una nueva norma para hacer frente al calor excesivo en el lugar de trabajo, mientras decenas de millones de personas en Estados Unidos sufren avisos de calor.

De concretarse, la medida protegería a unos 36 millones de trabajadores de todo el país de lesiones relacionadas con la exposición al calor en el trabajo, y sería la primera norma federal de seguridad importante de este tipo.

En la actualidad, los más afectados por el calor excesivo en el lugar de trabajo son los trabajadores agrícolas, los repartidores y los trabajadores de la construcción, así como los paisajistas y los que trabajan en el interior de almacenes, fábricas y cocinas.

Una de las cinco medidas de Biden es hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos, y esta iniciativa llega en un momento especialmente difícilmientras el huracán Beryl arrasa el Caribe en una señal ominosa para el verano.

Las medidas también mejorarán la salud mental y la economía

En su intervención en el Centro de Operaciones de Emergencia de Washington D.C., Biden arremetió contra los legisladores republicanos que niegan la existencia del cambio climático.

«Estos fenómenos meteorológicos extremos alimentados por el clima no sólo afectan a la vida de las personas. También cuestan dinero. Dañan la economía y tienen un importante efecto psicológico negativo en la gente«, afirmó el presidente.

Añadió que no se pueden subestimar los costes humanos y financieros del cambio climático, ya que el año pasado los daños causados por el clima costaron a la economía estadounidense unos 90.000 millones de dólares (83.000 millones de euros).

No sólo se habló del clima extremo. Biden también anunció que la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) está ultimando una norma para tener en cuenta los posibles riesgos de inundación en los proyectos federales de construcción.

La FEMA también concederá 1.000 millones de dólares (unos 929 millones de euros) en subvenciones para ayudar a las comunidades a hacer frente a las catástrofes naturales.

En los próximos meses, el Gobierno de Biden celebrará una conferencia (la Cumbre de la Casa Blanca sobre el Calor Extremo) para tratar el tema en cuestión.

¿Cómo piensa Biden proteger a los trabajadores contra el calor excesivo?

Se calcula que en 2023 morirán en Estados Unidos unas 2.300 personas por enfermedades relacionadas con el calor. En cuanto a los trabajadores expuestos al calor, un total de 986 perdieron la vida entre 1992 y 2022 en todos los sectores industriales del país.

La construcción representó alrededor del 34% de todas las muertes ocupacionales relacionadas con el calor. 334 trabajadores de la construcción murieron debido a la exposición al calor en el trabajo.

A medida que avanza el mes más caluroso del año, los expertos advierten de que millones de estadounidenses correrán un mayor riesgo de sufrir golpes de calor, deshidratación peligrosa y estrés cardíaco relacionado con el calor.

A pesar de la mayor concienciación sobre los riesgos que entrañan las altas temperaturas para la salud humana, las medidas de protección contra el calor extremo, puestas en marcha para quienes se exponen habitualmente a temperaturas superiores a 27 grados, se han quedado rezagadas.

En un esfuerzo por combatir este problema, la nueva norma propuesta exigirá a las empresas que identifiquen los riesgos derivados del calor, elaboren planes de respuesta de emergencia ante las enfermedades causadas por el calor e impartan formación a los empleados y supervisores sobre los signos y síntomas de dichas enfermedades.

También tendrían que establecer pausas de descanso, proporcionar sombra y agua, y aclimatar a los nuevos trabajadores al calor, es decir, aumentar su tolerancia a temperaturas más altas.

Según la Casa Blanca, también aumentarían considerablemente las sanciones por infracciones relacionadas con el calor en los centros de trabajo.

¿Por qué algunos empresarios no están contentos con las propuestas?

Las leyes de protección contra el calor en Estados Unidos se han enfrentado a una oposición constante de la industria, incluidas las cámaras de comercio y otras asociaciones empresariales. Muchos afirman que una norma general sería difícil de aplicar en un abanico tan amplio de sectores.

California, Colorado, Oregón, Minnesota y Washington son actualmente los únicos estados federales que cuentan con normas sobre la exposición al calor en el lugar de trabajo.

El año pasado, Florida y Texas, dos estados muy calurosos y gobernados por republicanos, aprobaron leyes que impiden a los gobiernos locales exigir protección contra el calor a los trabajadores al aire libre.

Si la Administración de Biden consigue que sus planes se conviertan en una ley, la norma anularía las legislaciones estatales, lo que significa que los estados federales con procedimientos existentes para hacer frente al calor tendrían que introducir medidas que son igual o más estrictas que las propuestas de Biden.

Por: Saskia O’Donoghuecon AP

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola 👋
¿Cuéntanos cual es tu inquietud ?