Desde Ibagué, el expresidente Álvaro Uribe respaldó la decisión de José Félix Lafaurie de hacer parte de la mesa de negociación entre el Gobierno y el ELN, tras petición del presidente Gustavo Petro.

El expresidente Álvaro Uribe le puso punto final a la polémica que desató la designación del líder gremial José Félix Lafaurie como delegado del gobierno de Gustavo Petro en la mesa de diálogo con el ELN.

Desde Ibagué, donde adelantó su encuentro regional del partido, Uribe, después de convocar a toda la bancada del Centro Democrático en la corta alocución, dijo que “José Félix Lafaurie es presidente gremial y miembro del grupo directivo del partido. Los procesos de paz, en lo posible, deben ser producto de acuerdos nacionales. En el caso de las Farc, el acuerdo nacional se nos negó, cuando lo solicitamos a raíz del triunfo del No en el plebiscito no hubo paz, pero sí más narcotráfico, más violencia y más polarización política”.

Añadió que la participación del presidente de Fedegán, por invitación del presidente Gustavo Petro, “puede contribuir a aproximar un aceptable nivel de acuerdo nacional sobre el tema que requiere reflexión y hechos de paz del ELN”.

“Estoy seguro de que el doctor Lafaurie, más que representar al Centro Democrático en esas conversaciones, llevará allí la opinión de muchos sectores que por obvias razones mantienen escepticismo sobre las posibilidades de un acuerdo de esta naturaleza”, añadió.

Recordó que los parlamentarios del partido, entre ellos, la senadora Paloma Valencia, “han consignado una valiosa opinión crítica en los recientes debates en el Congreso”.

De esta forma, Uribe le puso fin a las especulaciones al interior de su partido. Recordemos que el anuncio de Gustavo Petro generó sorpresa y algunos congresistas como Juan Espinal, le pidieron a Lafaurie dar un paso al costo de la dirección nacional del Centro Democrático, al menos mientras avanzan las conversaciones con los elenos. La razón, según el antioqueño, obedece a que la casa política está declarada en oposición al gobierno y no queda bien que uno de sus directivos esté delegado de la Casa de Nariño en las conversaciones con esa guerrilla.

SEMANA conoció que antes del anuncio de Gustavo Petro en el Congreso Ganadero en Barranquilla, la secretaria general del Palacio, Laura Sanabria, llamó por teléfono a Lafaurie y le hizo el ofrecimiento presidencial. El líder gremial se comunicó con su esposa, María Fernanda Cabal, quien le dejó claro que seguirá haciendo oposición a los diálogos con el ELN y posteriormente llamó al teléfono del expresidente Álvaro Uribe.

Desde ese mismo jueves, Uribe dio el visto bueno frente al papel del ganadero en las negociaciones de Caracas y por eso se dio la aceptación pública.

Hasta la tarde de este sábado, la guerrilla del ELN no había respondido sobre la designación de José Félix Lafaurie, uno de los líderes de derecha que más cuestionó el proceso de paz con las Farc y que ha sido vehemente contra todos los grupos armados, incluidos los elenos.

El esposo de la senadora Cabal partirá en un avión con toda la delegación de paz desde Bogotá hacia Caracas este domingo. Mientras tanto, la Iglesia Católica, quien ha venido acompañando los distintos acercamientos de paz en los últimos años, no tendrá asiento, al menos por ahora. Lo mismo que la fuerza pública.

Fuente: Semana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here