Inicio Actualidad Diez castillos de España construidos sobre una roca

Diez castillos de España construidos sobre una roca

20
0

Diez castillos de España construidos sobre una roca

Castillo de Morella, Castellón, España
Castillo de Morella, Castellón, España

 

Gran parte del patrimonio histórico y monumental de nuestro país corresponde a los distintos castillos que se reparten por su geografía. Estos tenían como función defender el territorio de posibles amenazas, por lo que se construían en los puntos más altos de los pueblos.

Tanto es así, que algunos se enclavan en localizaciones impresionantes, dando lugar a estampas únicas y casi imposibles. Este es el caso de las fortalezas que se han levantado sobre una roca, por lo que hemos realizado una selección de diez que cumplan con este requisito.

1) Castillo de Albarracín, Teruel

Esta fortaleza se levanta sobre un imponente peñasco de forma triangular, que junto con la torre de la Muela y la del Andador constituía el núcleo defensivo más importante de la ciudad. Sus restos, datados a partir del siglo X, tenían la consideración de Medina, es decir, de ciudadela en la que habitaba el señor.

Igualmente, aparte de las torres defensivas y los aljibes de abastecimiento de agua, destacan las excavaciones de varias viviendas que evocan lo que debió ser una corte palacial de lujo y riqueza.

Albarracín (Teruel) forma parte de la lista de los pueblos más bonitos de Europa, según la 'CNN'.

Albarracín, Teruel .
Betelgejze (iStock).

2) Castillo de Cardona, Barcelona

En Cardona, presidiendo un cerro, se levanta esta fortaleza del siglo IX fundada por Wifredo el Velloso y habitada posteriormente por los señores de Cardona. De estilo románico y gótico, alberga la denominada Sala Daurada y la Sala dels Entresòls, además de la excepcional Colegiata de San Vicente, joya del románico lombardo catalán

A día de hoy se ha convertido en el Parador Nacional de Turismo ‘Duques de Cardona’. Dos de sus joyas son la Torre de la Minyona, del siglo XI, y la iglesia románica de San Vicente de Cardona.

En Cardona, presidiendo un cerro, se levanta esta fortaleza del siglo IX fundada por Wifredo el Velloso y habitada posteriormente por los señores de Cardona. De estilo románico y gótico, alberga actualmente el Parador Nacional de Turismo «Duques de Cardona». Dos de sus joyas son la Torre de la Minyona, del siglo XI y la iglesia románica de San Vicente de Cardona.

Castillo de Cardona, Barcelona
Gitanna / iStock

3) Castillo de Alcalá del Júcar, Albacete

Desde la distancia, Alcalá del Júcar ofrece una visión espectacular: las casas, escalonadas en un altísimo cerro, se disponen alrededor de la fortaleza, construida por los almohades entre los siglos XII y XIII. Es un buen ejemplo de arquitectura islámica, con un torreón pentagonal, y dos pequeñas torres de planta circular, dispuestas en tres alturas. Además, los restos de la antigua muralla rodean la fortaleza.

Castillo de Alcalá del Júcar, Albacete
Castillo de Alcalá del Júcar, Albacete
Getty Images/iStockphoto

4) Castillo de Zafra, Guadalajara

Ubicado en el municipio de Campillo de Dueñas (Guadalajara), el castillo de Zafra es un magnífico ejemplo de castillo roquero del siglo XII. Una pequeña fortaleza que se asienta sobre un montículo de rocas en la que destaca la torre del Homenaje.

Se encuentra parcialmente restaurado. En el patio de armas se conserva el aljibe y la torre del homenaje presenta una puerta gótica de arco apuntado.

En medio de la Siberia española, llamada así por ser una de las zonas más frías de la Península ibérica y menos poblada, destaca el castillo de Zafra, claro ejemplo de castillo roquero. Una pequeña fortaleza del siglo XII que se asienta sobre un montículo de rocas y en la que destaca la torre del Homenaje. Antiguamente se caracterizaba por su complicado acceso. Hoy, el castillo es la torre de la Alegría en ‘Juego de Tronos’.
Castillo de Zafra, Guadalajara /mtrommer / iStock

5) Castillo de Alquézar (Colegiata de Santa María), Huesca

El origen de esta fortaleza se remonta a principios del siglo IX d. C., cuando Jalaf ibn Rasid construyó el primer castillo para impedir el avance de la resistencia cristiana. Sin embargo, en torno a 1067, fue conquistada por Sancho Ramírez, pasando a manos cristianas. A medida que avanzó la Reconquista, el castillo fue perdiendo importancia y se conviertiço en una institución religiosa.

La actual Colegiata de Santa María se levantó en la primera mitad del siglo XVI y es uno de los monumentos más visitados de Alquézar. Es obra del arquitecto Juan de Segura y durante el siglo XVII d. C. se le añadieron algunas capillas y el retablo mayor, situado en el presbiterio.

Castillo de Alquézar, Huesca

Castillo de Alquézar, Huesca
Getty Images/iStockphoto

6) Castillo de Frías, Burgos

El castillo de Frías se ubica sobre el cerro de la Muela dominando todo el Valle de Tobalina. Su historia se remonta a las primeras fortalezas del siglo X, configurándose como uno de los castillos roqueros más espectaculares de Castilla. Tuvo una gran importancia durante la Edad Media debido a su excelente posición estratégica, ya que controlaba el único acceso a la ciudad.

En su estructura, cuenta con una curiosa característica: el conjunto de la torre del homenaje está ubicado en una roca separada del resto de la construcción con defensas y aljibe propios. A pie de este conjunto se ubica un recinto cuadrangular formado por altas murallas almenadas con un paseo de ronda y sendas torres redondas en los vértices exteriores. Allí se ubicaba el patio de armas.

Castillo de Frías, Burgos

Castillo de Frías, Burgos
Getty Images/iStockphoto

7) Castillo de Alarcón, Cuenca

El origen de la fortaleza se remonta al periodo musulmán, aunque la fecha exacta se desconoce. Pasó en el año 1184 a manos cristianas tras la conquista de la villa por el rey Alfonso VIII. Su estilo es gótico, excepto la Torre del Homenaje, que es de estilo renacentista.

En cuanto a su estructura, es de planta cuadrada y se encuentra rodeado por un doble recinto defensivo, del que destaca la Torre del Homenaje con almenas rematadas en punta de flecha. Todo el conjunto, a lo que se le suma su maravillosa ubicación, ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Castillo de Alarcón, Cuenca

Castillo de Alarcón, Cuenca
Getty Images/iStockphoto

8) Castillo de Zuheros, Córdoba

Este impresionante castillo se enclava en la cima de un risco dentro del casco urbano del pueblo con el mismo nombre. Su origen se establece en el siglo IX y se le atribuye a un grupo de musulmanes, aunque en 1240 la Corona de Castilla se hizo con la fortaleza. A lo largo de los siglos el castillo cayó en abandono hasta nuestros días. Sin embargo, se pueden observar varias estancias como la Torre del Homenaje y, sobre todo, la increíble roca sobre la que se asienta.

Castillo de Zuheros, Córdoba

Castillo de Zuheros, Córdoba
Wikimedia

9) Castillo de Morella, Castellón

En el lugar donde se asienta el castillo se han encontrado restos del Neolítico, de la Edad del Bronce y del Hierro. Sin embargo, es en la época romana y posteriormente con la llegada de los visigodos, los árabes y finalmente los cristianos, cuando el castillo va tomando forma, se fortifica la muela y va transformándose según las diferentes civilizaciones que lo habitaron.

La fortaleza se divide en tres niveles: un primero situado en la parte inferior del peñón en el que se encuentran la entrada y el Palacio del Gobernador. En el segundo nivel se situaban las baterías de artillería. Y en el tercer nivel se hallaba el castillo propiamente dicho. La parte inferior está rodeada de murallas y torres, de las cuales son la mayoría semicirculares, que surgen de la parte oeste en forma de zigzag.

Morella, Castellón

Morella, Castellón
Getty Images/iStockphoto

10) Castillo de La Iruela, Jaén

Esta impresionante fortaleza se enclava en la cima de una peña llamada El Picacho. Se ubica en la localidad de La Iruela, en la comarca del Alto Guadalquivir (Jaén). Se trata de una fortaleza andalusí que pasó a manos cristianas en el año 1231, momento en el que el municipio empezó a cobrar más importancia. Además, dentro del recinto del castillo se sitúa la iglesia de Santo Domingo, que se construyó por orden de Francisco de los Cobos.

En cuanto a su estructura, el elemento que más destaca del castillo es la Torre del Homenaje, rodeada de muros que apoyan en la roca y que delimitan un pequeño recinto. El segundo recinto está formado por restos de varias torres y muros, todos ellos apoyados en afloramientos rocosos

Castillo de La Iruela, Jaén

Castillo de La Iruela, Jaén
Wikimedia

Fuente: Sistema Integrado Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Abrir chat