El  ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, hace uso de la palabra en la ONU en el contexto de su Asamblea General 77, el 24 de septiembre de 2022.
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, hace uso de la palabra en la ONU en el contexto de su Asamblea General 77, el 24 de septiembre de 2022. © Reuters – Eduardo Muñoz

En su discurso en la 77ª Asamblea General, el ministro de Asuntos Exteriores ruso denunció que las naciones occidentales impulsan una fobia hacia Rusia «sin precedentes» y denunció un intento de quebrar a su país. Además, aseguró que Estados Unidos busca convertir el mundo «en su patio trasero».

La primera Asamblea General de la ONU después de la invasión rusa a Ucrania contó este sábado con un discurso muy esperado: el del jefe de la diplomacia rusa.

Desde el estrado en Nueva York, Serguéi Lavrov criticó duramente a las naciones occidentales por esparcir un miedo «grotesco» a Rusia y les acusó de buscar una ruptura en su país.

«La rusofobia oficial en Occidente no tiene precedentes, ahora el alcance es grotesco», alegó Lavrov en su encendido discurso. «No rehuyen en declarar la intención de infligir no solo una derrota militar a nuestro país, sino también de destruir y fracturar a Rusia».

En el contexto de rechazo internacional que han tenido las acciones rusas en el terreno de combate, el ministro buscó contragolpear y acusó a Estados Unidos «y sus satélites» de «amenazar y torcer los brazos a cualquiera que se atreva a pensar por sí mismo», además de exigir «mediante amenazas» que las naciones se sumen a las sanciones contra Rusia.

«Washington trata de convertir a todo el mundo en su patio trasero», sostuvo Lavrov, citando Yugoslavia, Libia o Irak como ejemplos de guerras que Estados Unidos inició «bajo pretextos ficticios». «Nombren un país en cuyos asuntos Washington intervino con la fuerza y que, como resultado, la vida mejoró», desafió.

Lavrov también escaló el tema de las penalizaciones a otros sectores de la sociedad.

«La diplomacia está siendo reemplazada constantemente por sanciones ilegales contra los competidores en la economía, los deportes, el espacio de información, los intercambios culturales y en general en el campo de los contactos entre las personas», afirmó.

En otro momento de su discurso, el jefe de la diplomacia rusa cargó contra la Organización Tratado del Atlántico Norte, alegando que la OTAN declaró a su país «una amenaza inmediata en su camino a la dominación total», subrayando además que «una amenaza a largo plazo será la República Popular China».

Respaldo del Kremlin al principio de “una sola China”

Lavrov también expresó su respaldo a China y advirtió a Estados Unidos: «Están jugando con fuego en Taiwán. Además de eso prometen ayuda militar».

Sobre la política en el Asia, Lavrov destacó que «bajo el lema de las estrategias del Indo-Pacífico, se están creando formatos cerrados y socavan lo que se ha construido en la ASEAN durante décadas, es decir, una arquitectura regional abierta e inclusiva».

Y es que minutos antes su homólogo chino, Wang Yi, ratificó en el mismo podio que Beijing seguiría trabajando por una «reunificación pacífica» y combatiendo las «actividades separatistas», en el contexto de las medidas enérgicas para oponerse ante cualquier interferencia externa.

Las declaraciones se dan luego de que el presidente estadounidense Joe Biden, en una entrevista para la televisión de su país, afirmara que defenderían a Taiwán en caso de una invasión por parte de China.

Para Lavrov, Occidente no es neutral

Después de su participación en la Asamblea, en una conferencia de prensa, el ministro Lavrov afirmó que ni Estados Unidos ni la Unión Europea son neutrales en la guerra en Ucrania, sino que, por el contrario, «son parte del conflicto».

Entre las razones para fundamentar su afirmación, el canciller citó el abastecimiento que se brindan al Ejército ucraniano o la conducta permisiva que mantienen las embajadas occidentales de Ucrania al reclutar voluntarios para la guerra, entre otras.

Lavrov también se refirió a la prohibición de la entrada a ciudadanos rusos en varios territorios, los que calificó como «discriminación antirrusa» e «instintos racistas».

El curso de la invasión en Ucrania

Mientras tanto, en Ucrania continúan los referendos de anexión a Rusia, que se llevan a cabo en varias zonas ocupadas por Moscú. Las votaciones se celebran específicamente en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporizhia.

Las Naciones Unidas han condenado el proceso electoral, marcándolos como un precursor ilegítimo de la anexión ilegal.

No se tiene constancia de la presencia de observadores independientes y medios de prensa reportan que gran parte de la población huyó de las zonas de conflicto.

Y en Rusia, en medio de la movilización parcial decretada por el presidente Vladímir Putin para aumentar los efectivos del ejército, el Ministerio de Defensa dio a conocer que reemplazó al viceministro a cargo de la logística, el general de cuatro estrellas Dmitry Bulgakov, para ser transferido a otro puesto. No se dieron más detalles al respecto.

Con Reuters y EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here