Un reporte de la inteligencia de Reino Unido aseguró que los ataques impiden los suministros de armas pesadas, y que el mantenimiento de los invasores depende ahora de dos ferry.

Uno de los puentes dañados en Jersón.Uno de los puentes dañados en Jersón.

La inteligencia británica aseguró este sábado (13.08.2022) que dos de los principales puentes viales y ferroviarios que dan acceso a la zona oeste del oblast de Jersón (Ucrania), ocupado por los invasores rusos, han quedado probablemente inutilizados para fines militares, tras ser sometidos a castigo por la artillería ucraniana, que busca cortar las vías de suministros de los ocupantes.

Incluso si Rusia lleva adelante reparaciones masivas en los puestos, estos seguirán siendo vulnerables, afirmó el Ministerio de Defensa británico. «El suministro por vía terrestre para varios miles de soldados rusos en el banco oeste del Dnipro depende casi exclusivamente de dos cruces por ferry», sostiene el último reporte de inteligencia divulgado por Londres.

Con su cadena de suministro fuertemente restringida, el tamaño de las reservas que haya logrado establecer la fuerza invasora en Jersón será un factor clave en la resistencia de sus tropas ante la ofensiva ucraniana, sostiene el reporte. El mismo viernes, el miembro del Consejo Regional de Jersón, Serguei Khlan, aseguró que el último puente utilizado para transportar armas a las fuerzas de Moscú en la zona ha sido «destruido» en uno más de los ataques selectivos lanzados por los militares ucranianos.

Los invasores usan un ferry para el transporte, tras la destrucción de los puentes.Los invasores usan un ferry para el transporte, tras la destrucción de los puentes.

Nuevas víctimas civiles

En tanto, durante la tarde del viernes, al menos tres personas murieron y otras quince resultaron heridas por bombardeos de los invasores rusos contra las ciudades ucranianas de Kramatorsk, en el este, y Zaporiyia, en el sur. «Un nuevo ataque contra Kramatorsk: según la información inicial, tenemos dos civiles muertos y 13 heridos «, dijo Pavlo Kirilenko, gobernador de la región de Donetsk.

«El bombardeo dañó al menos 20 edificios y provocó un incendio», añadió, volviendo a urgir a la población local a evacuar la zona, donde -al igual que en otras regiones de Ucrania- las áreas residenciales son permanentemente atacadas por los invasores. En Zaporiyia, una mujer murió el viernes en ataques rusos, que dejaron heridas a otras personas, informó el responsable local, Anatoli Kurtev, en Telegram.

DZC (Reuters, dpa, AFP)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here