Roy Barreras habló de una próxima bancada parlamentaria “abierta e incluyente” a pesar de que la campaña de guerra sucia que dirigió contra adversarios de Petro estuvo marcada por el radicalismo y la difusión de información falsa

Roy Barreras habla sobre la presidencia del Congreso
La elección de Roy Barreras demuestra cuál es el «cambio» al que se refirió Gustavo Petro en campaña. (Twitter)

Luego de protagonizar las escandalosas grabaciones apodadas como los ‘petrovideos’, el senador del Pacto Histórico, Roy Barreras, fue elegido por su bancada para ser el próximo presidente del Senado. Es un trofeo para el aliado del presidente electo Gustavo Petro a pesar de que en las reveladoras imágenes instaba a atacar las candidaturas de Alejandro Gaviria y de Federico ‘Fico’ Gutiérrez con campañas de guerra sucia, además de confirmar las visitas de figuras aliadas de la izquierda a la cárcel de La Picota.

Aún con dicho prontuario, Barreras presidirá la Cámara alta del Congreso desde el próximo 20 de julio, luego de «amplias discusiones internas en el Pacto Histórico», según la prensa colombiana. Pero no todos estaban a su favor. La vicepresidente electa, Francia Márquez, había dicho en una reciente entrevista que le preocupaba que el escenario de que Roy Barreras fuera presidente del Senado se concretara.

De pedir la preparación de «contradicciones» de los candidatos en el marco de una guerra sucia para deshacerse de adversarios como ‘Fico’ Gutiérrez, y de la búsqueda de una declaración firmada del narcotraficante Julio Perdomo para enlodarlo con falsos positivos, Barreras pasó a decir que la prioridad de su nuevo cargo será «trabajar por la paz, la justicia social y ambiental”.

También habló de una bancada parlamentaria “abierta e incluyente”, a pesar de que su estrategia electoral tras bambalinas incluía difundir información falsa y narrativas fabricadas.

 

Pugnas internas

Otros nombres se barajaban para presidir la Cámara alta, pero fue Barreras quien logró imponerse sobre otras opciones como las de Gustavo Bolívar o Alexander López. Ahora será una de las piezas clave para la próxima gestión de Gustavo Petro, quien deberá gobernar sin mayoría parlamentaria clara, aunque con la esperanza puesta en un «acuerdo nacional” para captar simpatías en el Congreso.

Pero Francia Márquez, la vicepresidente electa, puede que haya recibido la noticia a regañadientes. Barreras y la fórmula de Petro en el Ejecutivo tuvieron diferencias considerables cuando esta calificó al presidente del Partido Liberal, César Gaviria, como «más de lo mismo» y, por ende, mencionó la necesidad de un cambio político. De ahí Gaviria rompió cualquier posibilidad de alianza con Gustavo Petro durante la campaña. Una vez electo cambió de opinión. A pesar de haber apoyado en primera vuelta a Gutiérrez, Gaviria decidió ahora sumar a su partido al gobierno de Petro.

Barreras le pidió en aquel momento a Francia Márquez que pidiera disculpas. Tal parece que las asperezas no se limaron luego del incidente. Cuando le preguntaron que opinaba de Barreras para presidir el Congreso, Márquez prefirió evadir el tema pero se le escapó que era una situación que le preocupaba.

 

Por lo pronto y mientras Barreras es designado como presidente del Senado, la bancada del Pacto Histórico se prepara para introducir el día de la instalación del nuevo Congreso una propuesta para eliminar la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, encargada de ejecutar procesos constitucionales contra el presidente y otros altos funcionarios.

Son señales de cómo se configurará la izquierda en Colombia tanto en el Legislativo como en el Ejecutivo a pesar de las promesas de «cambio».

Fuente: Sistema Integrado de Información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here