Rusia ha entrado en una escalada ultranacionalista que la aleja cada vez más del mundo real, en un peligroso afán de resucitar la Unión Soviética.Lituânia corta relações diplomáticas com a Rússia

La iniciativa del partido de Putin para que Lituania deje de ser un país independiente

Este miércoles, la agencia oficial rusa Tass publicaba una noticia con este descabellado titular: “Se presentó a la Duma un proyecto de ley sobre la abolición de la resolución del Consejo de Estado de la URSS sobre la independencia de Lituania“. Es decir, que si esa resolución se aprueba, Rusia dejaría de reconocer a Lituania como un país independiente, por lo que la Federación Rusa podría reclamar a esa república báltica como parte de su territorio.

Según afirma esa noticia de la agencia oficial rusa, el autor de esta iniciativa es el diputado Yevgeny Fedorov, miembro del Consejo Político Central de Rusia Unida, el partido de Vladimir Putin. No es la primera vez que este diputado presenta una propuesta polémica. En junio de 2015, Fedorov reclamó al fiscal general de Rusia revisar la formación del Consejo de Estado de la URSS y de las acciones de Mijaíl Gorbachov que llevaron a la disolución de la Unión Soviética en 1991. Aquella maniobra fue interpretada como un intento de Putin de anular la independencia de las repúblicas bálticas, ya que que ese Consejo Estatal fue el que aceptó en 1991 la separación de Lituania, Letonia y Estonia de la URSS.

Lituania fue invadida por la URSS en 1940 y recuperó su independencia en 1991Cómo la pequeña Lituania le está haciendo frente a la poderosa China - BBC  News Mundo

Lituania formó parte de la Mancomunidad Polaco-Lituania desde 1569 hasta 1795, cuando la Mancomunidad fue disuelta y su territorio repartido entre el Reino de Prusia, el Imperio Austríaco y el Imperio Ruso. Lituania y una parte de Polonia quedaron bajo dominio ruso hasta 1918, cuando ambos países recuperaron su independencia. En junio de 1940, y como resultado del pacto germano-soviético d 1939, la URSS invadió Lituania y anexionó el país, como ya lo había hecho en septiembre de 1939 con la franja oriental de Polonia. El 9 de febrero de 1991 Lituania organizó un referéndum de independencia que recibió el apoyo del 93,2% de los votantes, con una participación del 76,5%. La URSS reconoció la independencia de Lituania el 6 de septiembre de 1991.

Fedorov afirma ahora que ese reconocimiento de la independencia de Lituania fue “ilegal”. Además, el diputado del partido de Putin afirma que “en la República de Lituania no hubo ningún referéndum sobre la secesión de la Unión Soviética”, lo cual es claramente falso, pues como se ha señalado, sí que se organizó ese referéndum, con un resultado abrumador a favor de la independencia.

La agencia Tass deja claro el fin de esa iniciativa: anexionar Lituania

La finalidad de esa iniciativa del partido de Putin queda clara en el último párrafo de la noticia de la agencia Tass: “Fedorov también señala que, de conformidad con el Artículo 67.1 de la Constitución de la Federación Rusa, la Federación Rusa es la sucesora legal de la URSS en su territorio, por lo que la resolución del Consejo de Estado de la URSS del 6 de septiembre de 1991 está sujeta a cancelación”, en referencia a la resolución que reconoció la independencia lituana. Es decir, que el partido de Putin recurre a falsedades en un intento de apropiarse de Lituania, apelando a la URSS, que dejó de existir el 26 de diciembre de 1991.

Fedorov afirmó su propósito en marzo: quiere restaurar la Europa de 1945LAS ELECCIONES EN LITUANIA 2020

Hay que señalar que el 16 de marzo, Fedorov ya utilizó los mismos falsos argumentos para afirmar que “Ucrania debería estar con nosotros en un solo estado”, en lo que calificó como la restauración de la estabilidad legal internacional, basada en los resultados de la Segunda Guerra Mundial, una guerra que iniciaron la Alemania nazi y la URSS con su invasión conjunta de Polonia. Al régimen de Putin no le basta con resucitar la URSS: quiere volver a 1945, cuando media Europa quedó bajo la bota del dictador y genocida Stalin.

Esa iniciativa de Rusia Unida reafirma un hecho que algunos ya hemos advertido: Ucrania lucha no sólo por su independencia, sino por frenar al imperialismo ruso, que tiene a media Europa en su punto de mira. Recordemos que el 13 de mayo, la Duma estatal de Rusia ya amenazó a Polonia con ser la próxima invadida después de Ucrania. Los líderes de la OTAN y de la Unión Europea (organizaciones de las que Lituania es miembro) deben tomar conciencia ya de esa amenaza y obrar en consecuencia. En Ucrania se está decidiendo el futuro de Europa.

Fuente: Sistema Integrado Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here