President of the European Council Charles Michel, French President Emmanuel Macron and Italian Prime Minister Mario Draghi attend a summit of EU leaders at Versailles 

Tras dos días de cumbre, los líderes de la Unión Europea salen de Versalles comprometidos a apoyar el ingreso de Ucrania en el bloque, pero sin llegar a acelerar la candidatura de este país.

A lo largo de la segunda jornada se debatieron asuntos como los precios de la energía, la defensa y la posibilidad de un nuevo fondo de recuperación económica como forma de establecer una mayor autonomía para Europa, lejos de la dependencia de la energía rusa.

Aunque los Estados miembros están de acuerdo en considerar la adhesión de Ucrania, hay pocas posibilidades de acelerar significativamente el proceso, sobre todo durante una guerra.

«Las solicitudes de adhesión de Ucrania son expresión de su soberanía nacional, de su voluntad y derecho a elegir su propio destino”, decía la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen. “Hoy le hemos abierto a Ucrania su camino hacia nosotros. Forma parte de la familia europea».

La complicada cuestión del gas

La dependencia europea del gas ruso sigue siendo un problema a la hora de golpear a Moscú con las sanciones más fuertes posibles. A corto plazo, la Unión depende de Rusia para obtener cerca del 40 por ciento de su gas y no está dispuesta a cortar los contratos por completo. Bruselas asegura ir lo más rápido posible en busca de alternativas.

«Impulsamos a la Unión Europea para diversificar los proveedores y pasar a las renovables”, recordaba Von der Leyen. “A mediados de mayo presentaremos una propuesta para hacer frente a nuestra dependencia del gas, el petróleo y el carbón rusos para 2027 con el apoyo de los recursos nacionales y europeos.»

Países como Suecia que hasta ahora tenían una tradición de neutralidad en la mesa han decidido por primera vez en muchas décadas participar en este apoyo a Ucrania

Emmanuel Macron
Presidente de Francia

En cuanto a continuar con el apoyo militar a Ucrania, los líderes de la UE han acordado ampliar en otros 500 millones de euros el Fondo de Paz que proporcionará armas letales a los que luchan contra el Ejército ruso.

«Países que hasta ahora tenían una tradición de neutralidad en la mesa, como por ejemplo Suecia, han decidido por primera vez en muchas décadas participar en este apoyo concreto a Ucrania», destacaba el presidente francés Emmanuel Macron.

Los 27 también aseguran que es muy probable que se impongan más sanciones a Rusia, así como que se insista en una investigación sobre los crímenes de guerra cometidos por el Ejército de Putin.

Fuente: Sistema integrado digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here