Son las detenciones que está realizando la policía de Canadá. El país ya ha comenzado a arrestar a los manifestantes antivacunas que desde finales de enero bloquean la capital, Ottawa.

La policía llevaba avisando desde el miércoles que si no abandonaban el lugar serían detenidos. Esta vez, les han vuelto a recordar lo mismo y que si no retiraban sus vehículos se enfrentarían a sanciones severas.

Mientras el centro de la capital canadiense permanece acordonado y sólo se puede acceder a través de los controles policiales. El objetivo es evitar que se sumen más manifestantes.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, invocó el lunes la Ley de Emergencias que da al Gobierno poderes extraordinarios para acabar con las protestas, que se habían extendido por varios cruces fronterizos con Estados Unidos.

Según la ley de Emergencias, los antivacunas pueden enfrentarse a multasperder sus licencias de conducir de las que para muchos depende su trabajo ya que la mayoría son transportistas y se les puede negar cruzar la frontera con Estados Unidos.

En las protestas han participado centenares de personas, entre ellas 400 camioneros que con sus vehículos han paralizado Ottawa.

Por su parte, la Cámara de los Comunes (que junto al Senado conforma el Parlamento canadiense) suspendió este viernes su sesión precisamente para evitar posibles incidentes mientras dura la operación policial.

Fuente: Sistema integral digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here