Esta es la misma austeridad que atacaban en gobiernos pasados y en sus campañas decían con tanta rabia que tocaba acabar esa politiquería esa misma corrupción esa misma austeridad. 
Al parecer unos mentirosos mas como todo político, o como politiqueros que son engañar ala gente que son, izquierda de caviar predican pero no  aplican para nada en defensa de los animales no jamás pero  si duermen en plumas de gansos esos mismos animales que son torturados donde queda el animalismo que tanto defienden .  
critican los muebles de la casa de Nariño por ser Gobelinos y tan finos pero en su habitación personal dormir en cobijas de seda esto es normal no jamás pero así es la política predican  pero Jamás están aplicando. 
En Vicky en Semana, el abogado Daniel Briceño se refirió a los gastos en los que incurrió el Ejecutivo mientras habla de austeridad. “Lo que hablan y lo que hacen es muy distinto”, aseguró.

Los lujos en los que invirtió recientemente la Presidencia de la República avivaron un creciente debate en el país, pues el mismo gobierno ha defendido una supuesta bandera de austeridad.

En dos compras realizadas en los últimos días, a través de la tienda virtual de la plataforma Colombia Compra Eficiente, la Presidencia adquirió electrodomésticos de lujo y lencería de hogar para el presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez.

En entrevista con Vicky en Semana, el abogado y analista político Daniel Briceño se refirió uno a uno a los productos en los que invirtió el gobierno. “El Estado tiene tres plataformas por donde compra y adquiere sus productos: el Secop I, el Secop II y Colombia Compra Eficiente, allí todo el mundo puede entrar, mirar la entidad y hacer seguimiento casi diario sobre las compras que se están realizando en cada una de las entidades públicas”, explicó.

Precisamente, este fue el ejercicio que Briceño desarrolló el domingo y por el cual hizo público el sorprendente hallazgo. En seguida, compartió las capturas de pantalla con los millonarios gastos en los que incurrió el Ejecutivo, motivando una oleada de críticas tanto desde sectores de oposición como de gobierno.

“Escribí ‘Presidencia de la República’ en el sistema de Colombia Compra Eficiente y vi estas dos compras que realizó hace una semana como tal el Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre) para dotar las casas privadas que el Estado le otorga al presidente y a la vicepresidenta”, indicó el analista político.

En total, las órdenes de compra 96358 y 96479 suman un total de 173.084.200 pesos e incluyen elementos entre los que destacan:

  • Un televisor Samsung de 85 pulgadas, por un valor de 27.499.900 pesos.
  • Un televisor Samsung de 70 pulgadas, por 10.867.000 pesos.
  • Una licuadora digital de diez velocidades, por 1.846.000 pesos.
  • Unas cubiertas de vitrocerámica eléctrica Le Cuisine, por 7.338.400 pesos.
  • Dos cubiertas de vitrocerámica inducción Le Cuisine, por 34.815.000 pesos.
  • Lencería de hogar para la Casa de Nariño y la Casa de Huéspedes de Cartagena, por un valor de 79.999.800 pesos.
  • Dos plumones de ganso por 8.159.800 pesos.
  • Catro Duvet de 500 hilos por 11.560.000 pesos.
  • Ocho duvet king tela 300 hilos por 15.200.000 pesos.
  • Cuatro juegos de cama de tela de 500 hilos, por 8.440.000 pesos.

“(Los contratos) tienen como objetivo comprar o reponer todos los electrodomésticos de las dos casas y comprar un nuevo menaje o ropa de cama tanto para Presidencia como la Vicepresidencia. También para la casa de huéspedes de la Presidencia en Cartagena”, expuso Briceño.

“No creo que Petro no pueda gobernar si no tiene un televisor de 85 pulgadas”

Una de las compras que más ha llamado la atención es, precisamente, la del televisor de 85 pulgadas que aparece con un valor de 27.499.900 pesos. “Creemos que tienen derecho a comprar su televisor, no estamos cuestionando que se le compre o no este tipo de cosas a la Presidencia de la República”, comentó BriceñoNo obstante, anotó que, en un discurso de austeridad, sí llama la atención que se adquiera un aparato de estas características.

“También nos encontramos que se cambiaron las estufas tanto en la casa de la Presidencia como de la Vicepresidencia y se cambian por vitrocerámicas de la marca Le Cuisine, que nos cuestan 34 millones de pesos, habiendo marcas colombianas que ofrecen estos mismos elementos entre precios como 6 y 8 millones de pesos”, manifestó el abogado.

Respecto a los plumones de ganso, no solo llama la atención su precio (8.159.800 pesos), sino que también “ataca el discurso animalista que ha mantenido esta administración y que ha venido promoviendo”. Según resaltó Briceño, el sufrimiento al que tienen que someterse los gansos para poder sacar estas plumas para hacer dichos productos es impresionante.

Teniendo en cuenta que el gobierno Petro ha fijado una bandera de austeridad, para Daniel Briceño es llamativo ver que los actos no corresponden a las palabras.

“(…) Lo que hablan y lo que hacen es muy distinto. Es momento de que el presidente de la República y el doctor Mauricio Lizcano (director de Dapre) den ejemplo y tomen una acción verdadera. Ellos yo creo que pueden echarse para atrás en algunas de estas compras (…). Por ejemplo, lo de las vitrocerámicas me parece excesivo, lo del televisor podría ser uno normal o Smart TV que no pasan de los 8-9 millones de pesos. No creo que el presidente Gustavo Petro no vaya a poder gobernar si no tiene en su habitación un televisor de 85 pulgadas y 27 millones de pesos. Creo que deberían echar para atrás muchas de estas compras y enviar un mensaje de austeridad”, puntualizó Briceño en Vicky en Semana.

¿Estas compras ya se hicieron?

Daniel Briceño explicó que, a diferencia de los procesos de contratación, en este caso se está hablando de una orden de compra que se hace de manera directa: “Quedó ejecutado el 30 de septiembre, es decir, esta compra ya se hizo por la plataforma y lo único que falta es la entrega de estos elementos por parte del proveedor a la Presidencia de la República”.

“Si la quieren echar para atrás tendría que haber un tema contractual, pero ellos ya hicieron la compra como tal. Ya existe, no es un proceso de compra. Hoy ya está ejecutada”, agregó.

Según averiguó este medio, Mauricio Lizcano -a pesar de ser el director del Dapre- no es quien autoriza las compras que hoy son objeto de polémica. Es ese sentido, hay otra persona que se encarga de los gastos de la casa privada, así como las compras.


Sin embargo, la lectura de Briceño no resta responsabilidad a Lizcano. “Si existiera una entidad pública con NIT propio que se llamara ‘Casa privada del presidente de la República y Casa privada del vicepresidente’, uno diría, bueno, el doctor Mauricio Lizcano o en el Dapre tienen razón, pero es que aquí la compra la está realizando el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (…). Aquí hay una responsabilidad de tipo institucional y la cabeza y representante legal de esta entidad, el que da el gasto, el que maneja el presupuesto, es el doctor Mauricio Lizcano. Ahora no nos pueden salir con el cuento de que ‘fue a mis espaldas’ o ‘me acabo de enterar’”, concluyó el abogado.

Fuente: Sistema Integrado Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here