N/R.  Como nos ve la prensa Española. Después de la campaña para mejorar su imagen y los viajes propagandísticos de Santos a Europa para camuflar los tratados de paz en Cuba. Cuatro agentes han sido heridos en el incidente, que tensa la negociación de paz A la espera de la liberación de los cinco secuestrados en poder de la guerrilla de las FARC —entre ellos un general— cuya desaparición tiene suspendido el proceso de paz, este sábado el policía Idelfonso Forero Corredor murió en un ataque atribuido a la guerrilla en Gorgona, una isla del Pacífico colombiano. En el enfrentamiento, del que las autoridades acusan al Frente 29 de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), fueron heridos cuatro policías, por lo que se han desplegado operaciones militares para dar con los agresores. Según las autoridades, los guerrilleros llegaron en lancha a la isla y se internaron en la selva para atacar el único puesto de vigilancia del lugar, custodiado por 16 uniformados. Lo hicieron con explosivos artesanales llamados tatucos y granadas. Gorgona, que en el pasado fue una cárcel, está a 35 kilómetros de la costa pacífica de Colombia y es una reserva natural. El presidente, Juan Manuel Santos, ha publicado un tuit sobre lo sucedido. “Rechazamos acciones terroristas en Gorgona contra la Policía. Nuestras condolencias a familia de Patrullero Forero, otro héroe de la patria”, ha declarado. El enfrentamiento, consecuencia perversa del sistema de negociación de paz entre las FARC y el Gobierno, que no implica ninguna tregua, llega en un momento de alta tensión. Colombia ha suspendido las conversaciones y asegura que sólo se reanudarán una vez se libere a los secuestrados, y entre ellos al general Rubén Darío Alzate, el militar de más alto rango retenido por esa guerrilla a lo largo de 50 años de conflicto. Alzate desapareció el 16 de noviembre junto a un cabo del Ejército y una abogada, al noroeste del país, cuando se desplazaban por el río Atrato sin ninguna medida de seguridad. A estos tres secuestrados se suman dos soldados que cayeron en poder de la guerrilla el 9 de noviembre, en Arauca, frontera con Venezuela. Mientras los familiares de estas cinco personas aguardan su regreso, el presidente, Juan Manuel Santos, adelantó que su Gobierno ya tiene las coordenadas del lugar donde serán entregadas al Comité de la Cruz Roja Internacional. “Estoy dando instrucciones para facilitar liberación para próxima semana”, escribió el mandatario en su Twitter. Las liberaciones se espera que se efectúen en Chocó y Arauca, los departamentos donde ocurrieron los secuestros. El viernes, tanto Santos como voceros de la Cruz Roja ya habían dicho que el operativo estaba en marcha, por lo que se esperaba que las liberaciones se dieran durante el fin de semana. Estos secuestros han generado el rechazo de la opinión pública y de la mayoría de los partidos políticos que exigieron a la guerrilla pruebas de su voluntad de paz, entre ellas dejar de secuestrar y reclutar menores. El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, conminó a la guerrilla a tomar decisiones. “Tenemos que recibir los colombianos pruebas concretas y reales de paz, desescalamiento”, dijo. Para las FARC, liberar a los secuestrados, es un gesto de paz. Fuente: El Pais]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here