Frank Van Den Bleeken cumple una condena de cadena perpetua en Bélgica, sin una posbile libertad condicional. Foto: AFP[/caption] Polémica en ese país porque ya son 15 los encarcelados que piden morir al no creer curarse. Una quincena de presos belgas han solicitado que se les aplique la muerte asistida tras el caso de un interno al que se le permitirá acogerse a la eutanasia después de que varios médicos certificaran que padece un sufrimiento crónico que no tiene cura, informa este martes el diario flamenco “De Standaard”. La unidad encargada de aconsejar a las personas que deciden poner fin a su vida de forma asistida, la Ulteam, ha recibido otras 15 peticiones de eutanasia desde que el lunes el Ministerio de Justicia y la defensa de un preso condenado por varias violaciones y un asesinato acordasen su traslado a un hospital para ayudarle a morir. Fuente: El Tiempo]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here