Un nuevo lema se ha querido recientemente considerar como un axioma religioso. soycapazDe muchas cosas el hombre es capaz desde que Dios nos creó con libre albedrío. Capaz hasta de atravesar el río magdalena casi desde su nacimiento hasta la desembocadura. Con un pequeño cambio en una consonante Capax. Que dirían los inventores de absurdos para latinizar este nuevo dios que comienza a venerarse por toda parte. (1) El hombre es capaz de hacer el bien como el mal y éste con mayor o menor perfidia. Y esta campaña se presta para todo tipo de perfidias. Manipuladas y manipulantes. Con mayor o con menor belicosidad y maldad. Ayer el Tiempo se sintió capaz en un alarde de derroche publicar en página entera casi en blanco una anteportada de la que soy capaz de criticar como sigue: Parafraseando un memorable artículo del reconocido pensador Plinio Correa de Oliveira “Nunca tantos sufrieron tanto por causa de unos pocos” Realidad dígase de paso, de lo que consagrará la historia sobre este sofisma de tratados de paz con el crimen y la narco-guerrilla Podremos muy pronto decir también: Nunca tantos sufrieron tanto por causa de una sola palabra Acuñada es verdad pero con intriga y con pérfidos objetivos convertidos estos en campaña publicitaria venida de técnicos franceses. No cabrán sí señores de El Tiempo cruces y cruces cada vez más pequeña para que quepan en una página de su tendencioso cotidiano de las nuevas víctimas que vendrán desde ahora y luego de los tratados que se fraguan desde la isla cárcel. kapax-amazonas-640x280 Ustedes lo saben, pero no ilusionen a una opinión pública cada vez más desconfiada de que por este despeñadero solo es el comunismo el que se beneficia. Ese comunismo que ha dejado cientos de millones de víctimas y dentro de las cuales muchas son y lo serán de continuar así de nuestra católica y martirizada tierra colombiana. Tanto esto será verdad como lo fuera cuando se le entregó ni más ni menos que la constitución de 1991 a guerrilleros legisladores atendiendo a la campaña promovida por ustedes mismos de que entregándoles las leyes luego vendría la paz. Tanto todo esto es verdad que voy a enmarcar esta página para que no se diga que no se dijo. Ser capaces de constatar desde donde y hasta donde nos conduce esta danza… De la “paz del cinismo”. Saeta


(1) Capaz – Alberto nació el 29 de junio de 1946 en Puerto Leguízamo, Putumayo. En 1976, se impuso un reto para llamar la atención de medio mundo: nadar los más de mil kilómetros del agreste río Magdalena, desde Neiva hasta Barranquilla. Capax fue capaz. Cualquier parecido con esa serpiente “capaz” que es coincidencia]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here