La Iglesia está “en estado de tremenda confusión” y “el fruto de esta confusión es la división”, dijo el 8 de agosto el cardenal Raymond Burke al sitio web Foxnews.com.

Al mismo tiempo, contradijo con firmeza las voces que afirman que él es “enemigo del Papa”, al decir que “nada podría estar más lejos de la verdad”.

Explicó que “nunca he hablado contra el papa Francisco ni he hablado irrespetuosamente de él”.

Al hablar sobre el ex vicepresidente estadounidense Joseph Biden, Burke resaltó que los políticos proaborto “católicos” no pueden recibir la Sagrada Comunión, “porque ellos no están en comunión con Cristo”.

]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here