La Unión Europea amenazó con denunciar al Gobierno de Donald Trump ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), en vista que su enfrentamiento con el régimen de los Castro pone en peligro el  monopolio hotelero que subsiste gracias a la coalición entre las cadenas multinacionales europeas y el Partido Comunista Cubano.

Según el Título III de la ley Helms-Burton, que entraría en efecto a partir del 2 de mayo, ciudadanos estadounidenses pueden reclamar ante tribunales nacionales las propiedades que fueron confiscadas durante la revolución a cargo de los Castro y los Comandantes Históricos de 1959.

Esto aplica tanto a los exiliados cubanos naturalizados como a quienes nacieron en EE. UU. y tenían negocios en la isla antes de la revolución comunista que se apropió de sus bienes.

Por medio de una carta dirigida al Secretario de Estado, Mike Pompeo, la Unión Europea activará todas las represalias posibles. Esto incluye confiscar empresas estadounidenses como compensación por las empresas europeas en Cuba.

Fuente: Panampost

]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here