Más de tres horas esperó el presidente Iván Duque en un centro lúdico de Caldono (Cauca), a que los indígenas enviaran una comisión de 200 delegados, para iniciar la discusión que permitiera llevar a buen término las diferencias entre las partes.

Más de tres horas esperó el presidente Iván Duque en un centro lúdico de Caldono (Cauca), a que los indígenas enviaran una comisión de 200 delegados, para iniciar la discusión que permitiera llevar a buen término las diferencias entre las partes.

Sin embargo, no fue posible, y el mandatario decidió regresar a Bogotá.

Sobre la 1:30 de la tarde, vía Twitter, el Presidente aseguró que pese al acuerdo del fin de semana, que permitió levantar 27 días de minga, no fue posible que los indígenas accedieran a los “protocolos de seguridad”:

“Lamento profundamente que no se haya valorado el gesto del Estado y que se haya rechazado la posibilidad de tener este encuentro; lamento que no se haya valorado la presencia de todas las instituciones y de organismos internacionales para poder empezar ese diálogo”.

Agregó que el Gobierno cumplirá lo pactado con los indígenas en los términos incluidos en el Plan de Desarrollo, y reiteró su rechazo a las vías de hecho. De hecho aseguró que el acuerdo logrado “tiene total viabilidad”.

Ver Nota

Fuente: El Tiempo

]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here