El pasado mes de enero se exilió de linaje de periodistas influyente como la familia Santos con el Tiempo en Colombia, Carlos Fernando Chamorro, director de los mas representativos medios de comunicación por medio de lo cuales no se sabe hasta donde llevó la complicidad, desde la toma de posesión del sandinismo en Nicaragua. Ahora desde Costa Rica sí se queja pero para mayor sorpresa dice que el régimen de Ortega en fascista. Tan favorable al comunismo este líder en los medios de comunicación, como tantos de izquierda a todo cuanto les es contrario lo tachan de Nazista y Fascista. Una prueba de lo culpable y de su participación en todo cuanto fue conformando a Nicaragua como país comunista.
Saeta

La prensa en Nicaragua ha sufrido agresiones y obstáculos como la concentración de medios y la falta de acceso a la información desde que Daniel Ortega llegó al poder. Pero tras los disturbios de abril de 2018, cuando la policía reprimió con violencia protestas contra el régimen de Ortega, la situación de la libertad de expresión se recrudeció a niveles que los periodistas nicaragüenses no imaginaban.

Para el periodista Carlos Fernando Chamorro, quien dejó Nicaragua en enero y ahora trabaja desde el exilio en Costa Rica, acostumbrarse a trabajar en condiciones de inseguridad física y jurídica ha sido todo un reto.

Como uno de los oradores estelares en la Conferencia Lozano Long 2019 “Periodismo Bajo Acoso”, organizada por el Teresa Lozano Long Institute de Estudios Latinoamericanos y el Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas en Austin, Chamorro dijo que los periodistas agredidos en Nicaragua se han visto en riesgo de cruzar la delgada línea entre el periodismo y el activismo.

“Nosotros no estábamos preparados para trabajar en condiciones de inseguridad. Creo que en El Salvador, en México, en Guatemala y en otros lugares pasaron ya antes por esa clase de crisis. Para nosotros, adaptarnos a eso fue una cosa de mucho shock. Y por el otro lado yo te diría que también ha sido difícil administrar esa raya del activismo y de poner el ‘brake’ y decir ‘aquí somos periodistas y tenemos que poner un límite y contar las historia de esta forma’. Es extremadamente difícil, por la pasión”, dijo Chamorro, quien es hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro y del editor de periódicos asesinado en 1978 – durante la dictadura de Anastasio Somoza Debayle – Pedro Joaquín Chamorro.

Fuente: Knightcenter

]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here