Dígase la verdad con todas sus letras. Esas misiones internacionales que llaman humanitarias que premiaron a Rigoberta Minchu son la fuente de todo tipo de revoluciones: De izquierda, de agitación social, de aborto, eutanasia,ideología de género. Los Gutemaltecos están cansados de todas las imposiciones, especialmente las presiones al parlamento y promover leyes anticristianas. Corrupción es intervenir llegando a abusos que no se publican en las cosas internas de este país como lo hace la CICIG. Saeta

El investigador de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG, patrocinada por Naciones Unidas), Yilen Osorio, de nacionalidad colombiana, ha ingresado este domingo al país después de permanecer poco más de 25 horas retenido por las autoridades de Migración. El veto a Osorio desató una crisis que ha tenido en vilo a los guatemaltecos durante el fin de semana y que tiene como protagonista tras bambalinas al presidente, Jimmy Morales, y su empeño por expulsar de Guatemala al ente investigador. El ingreso del investigador se decidió después de casi seis horas de una reunión a puerta cerrada de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, quienes dieron un plazo de una hora a partir de ser notificado al director de Migración para permitir la entrada de Osorio. La crisis comenzó el sábado, cuando Osorio buscó su regreso a Guatemala, amparado en una resolución del Constitucional que ordenó que se extendieran las visas de cortesía al personal del organismo internacional, librada el 21 de diciembre. El personal de Migración, con el argumento de que nunca les fue notificada tal resolución, le impidió el paso y pretendió expulsarlo en un vuelo de una aerolínea comercial. El veto a Osorio desató un tira y afloja entre dos bandos. Por un lado, estaban los opositores a la CICIG. Por el otro, se encontraban las autoridades, los organismos y las personas que defienden la actuación de la Comisión, entre ellos, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, así como abogados de Transparencia Internacional, que elevaron recursos de amparo para evitar que el investigador fuera expulsado. Fuente: El País  ]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here