Ya fue reconocido que es un atentado de la guerrilla como ELN que es lo mismo que las FARC disidentes etc. o su propaganda. Ahora que no comiencen con lo del diálogo irenista y la misma paz del cinismo que con este ejemplo queda claro no se alcanza ninguna paz verdadera Saeta

La violencia volvió a golpear Colombia en el atentado más sangriento desde la firma de la paz con las FARC. La explosión este jueves de un coche bomba en una academia de policía de Bogotá dejó una veintena de muertos y más de 60 heridos. El ataque se produjo en el interior de la escuela de cadetes General Santander, la principal del país, en el sur de la ciudad, después de que un control de seguridad descubriera un vehículo con explosivos que se dio a la fuga y acabó estrellándose contra una de las instalaciones. Las autoridades investigan la autoría de esta acción, que de momento no ha sido reivindicado por ningún grupo armado. “Este demencial acto terrorista no quedará impune. Los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo, siempre lo hemos derrotado. Esta no será la excepción. No nos doblegarán”. Con estas palabras condenó el ataque el presidente Iván Duque, que volvió de urgencia del departamento del Chocó, en la costa del Pacífico, donde se encontraba encabezando un consejo de seguridad. Se reunió en la escuela de cadetes con la vicepresidenta, el ministro de Defensa, el procurador y los altos mandos policiales. “Hago un llamado a los colombianos para que nos unamos en contra de los violentos. Ni un paso atrás frente a quienes atacan miserablemente a la sociedad”, exhortó el mandatario, quien aseguró que actuará “con toda la firmeza y con toda la prudencia”. El autor material ha sido identificado, según confirmó el fiscal de la nación, Néstor Humberto Martínez, como José Aldemar Rojas Rodríguez, que ingresó a la escuela a las 9.30 de este jueves a bordo de un Nissan Patrol gris modelo de 1993 con placa LAF565. El vehículo pasó una revisión técnica el pasado 27 de julio en la ciudad de Arauca, cerca de la frontera con Venezuela. En esa zona siguen operando algunos grupos armados, entre ellos el Ejército de Liberación Nacional (ELN). El material explosivo utilizado fue pentolita, una mezcla de TNT y pentrita utilizada habitualmente con propósitos militares y civiles. El vehículo iba cargado, según la investigación, con 80 kilos. Fuente:El País]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here