Como para recordad la revolución de 1968 en ese mismo baluarte de la cultura donde estalla la contracultura. Saeta

La tercera jornada de protesta del movimiento de los «chalecos amarillos» culminó el sábado con la ocupación del Arco del Triunfo, uno de los símbolos más emblemáticos del Estado, y numerosos enfrentamientos seguidos de incendios y barricadas en varios puntos neurálgicos de la capital, dando a la fronda nacional una dimensión imprevisible y excepcional. Acompañados de cañones de aguas y unidades especializadas en el disparo de cargas con gases lacrimógenos, 5.000 miembros de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS, anti disturbios) habían sido desplegados en los Campos Elíseos con el fin de «disuadir» estallidos de violencia. Fuente: ABC.es]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here