N/R Jugaron con la honestidad, jugaron como niños de escuela. Obedientes al único que lucra el burlón anarquista pedagogo profeta o payaso de nuestro tiempo. Es una vergüenza nacional. Nunca más se puede pensar en el prohombre, héroe y líder de la reacción. Cuando una persona se rebaja, pues así quedará definido. Saeta


No es la primera vez que Mockus, de 66 años, magíster en Filosofía y doctor en Matemáticas, se sale del protocolo. En julio, durante la apertura del Congreso, Mockus se enojó con los parlamentarios porque no hacían silencio mientras el presidente saliente del Senado daba su discurso. Por ese motivo, se levantó de su asiento, caminó hasta quedar delante todos los legisladores y se bajó los pantalones. Ayer, (noviembre 21) un debate sobre la creación de curules de paz para negociar con grupos guerrilleros había desembocado nuevamente en una dura discusión entre partidos en el senado. Un senador reunió a los dos principales referentes de la izquierda y la derecha en el Parlamento y les propuso confiar en el otro con un ejercicio pedagógico. Fue en ese momento que convocó al expresidente Álvaro Uribe (Centro Democrático, derecha) y a Jesús Alberto Castilla (Polo Democrático, izquierda), senadores y referentes de los sectores más opuestos entre sí. Mockus les propuso jugar al péndulo, un ejercicio pedagógico que consiste en que una persona se ponga en medio de los otros dos y se balancee hacia un lado y hacia otro. Quienes se encuentran en los extremos deben sostenerlo para evitar que se caiga e impulsarlo con suavidad hacia el otro lado. MockusTanto Uribe como Castilla aceptaron el desafío y se pusieron a jugar en medio del plenario. “Algún día tres colombianos que se encuentren entre sí confiarán como acaban de confiar ellos. Ese día puede estar cerca. Acerquémoslo”, dijo Mockus al finalizar. La propuesta de Mockus y la disposición de Uribe y Castilla generó aplausos en el Senado. Varios legisladores valoraron en redes sociales la actitud de sus colegas. “Algún día tres colombianos cualesquiera que se encuentren confiarán como nosotros tres acabamos de confiar. Ese día puede estar cerca. Acerquémoslo” cambiar, las costumbres se cambian a veces con intervenciones puntuales que tratan de ser pedagógicas”, dijo después. Fuente: El País]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here