Irónicamente su apellido es Santos. Él ahora es irónicamente el santo protector de todo cuanto signifique comunismo, terrorismo, dictadura y opresión. Se proclama defensor de Venezuela, de su dictadura de su tirano. No lo nombraron pero su cinismo lo lleva a creerse el vocero de América Latina. Saeta Tras la reunión entre mandatarios de América Latina con el presidente Donald Trump quedó claro, según dijo más tarde el presidente Juan Manuel Santos, que la región no apoyaría ninguna intervención militar para solucionar la crisis de Venezuela, en cambio proponen acompañar al pueblo venezolano en una transición democrática. “Le reiteramos al presidente Donald Trump que cualquier intervención militar no tendría ningún tipo de apoyo por parte de América Latina”, indicó Santos. El mandatario colombiano aseguró que la reunión fue muy “cordial”, en donde cada uno de los países que participaron expresaron su opiniones sobre la situación en Venezuela. “Fue una reunión muy cordial donde cada uno de los países participantes expresó sus opiniones sobre la situación en Venezuela, a todos nos preocupa muchísimo lo que allá está sucediendo, nos duele lo que está sucediendo con el pueblo venezolano, nuestro interés es precisamente defender al pueblo venezolano, que sus derechos sean respetados, que se restaure la democracia, que Venezuela pueda salir adelante”, sostuvo el mandatario colombiano. Santos detalló que en esa cena se coordinaron para tratar de producir una transición pacífica, que mantenga la estabilidad y que sea democrática. “Tenemos que seguir insistiendo en recuperar la democracia para los venezolanos, eso es algo que para Colombia, como se lo expusimos al presidente Trump y al resto de mandatarios, es de gran importancia, somos el país más interesado en que a Venezuela le vaya bien, somos los que tenemos más que ganar o más que perder si le sucede algo a Venezuela”, insistió el presidente Santos. El jefe de Estado aseguró que no se tomaron decisiones sino que fue una discusión con miras a conocer la opinión de todos los gobernantes presentes: el presidente brasileño, Michel Temer; el colombiano, Juan Manuel Santos; el panameño, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, y el estadounidense, Donald Trump. Los mandatarios discutieron, además, cómo las elecciones de octubre pueden llevar tranquilidad y estabilidad a Venezuela: “eso es algo que ojalá se pueda dar, bajo unas reglas muy claras para que tengan credibilidad”. Fuente: El Colombiano]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here