La mayoría de las encuestas le dan el triunfo a la opción “No” en un plebiscito para refrendarel acuerdo de paz. La desconfianza en la guerrilla y el apoyo del uribismo al “No” son algunas de las razones deeste pesimismo. A mediados de junio el Presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció un hecho histórico: la firma del acuerdo de alto el fuego definitivo entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el gobierno. La paz, luego de más de 50 años de enfrentamientos, es algo largamente anhelado por los colombianos. La lucha armada ha dejado hasta la fecha más de 260.000 muertos y 6,9 millones de desplazados. Las negociaciones, que desde hace tres años se llevan a cabo en La Habana para llegar a un pacto final que termine el conflicto, han dado sus frutos. Sin embargo, sondeos recientes han mostrado un pesimismo que va en alza frente al acuerdo de paz y que se ve reflejado en el plebiscito que llevará a cabo el gobierno para refrendar el acuerdo. Según una encuesta de Ipsos, sólo un 59% de los colombianos está decidido a votar en la consulta sobre los acuerdos que deben firmar próximamente el gobierno y las Farc. Un 41% aseguró que no acudirá a las urnas. Además, un 50% rechazaría el acuerdo y un 39% respaldaría la paz final. Al mismo tiempo, un 11% dice que aún no sabe qué opción tomará. El sondeo muestra un claro retroceso respecto de la consulta realizada en junio, donde un 56% se inclinó por el “Sí” y un 39% por la opción del “No”. El 63% de los consultados se mostró pesimista de que los diálogos de paz lleguen a un acuerdo definitivo y sólo el 35% piensa que tendrá un final positivo. Otra encuesta publicada por la revista Semana también afirma que “siete de cada 10 sienten que las cosas van por mal camino”. Recién esta semana una encuesta le dio por primera vez la delantera a la opción del “Sí”, pero por estrecho margen. Según la medición de Opinómetro para el diario El Tiempo y W Radio, un 33,7% de los encuestados apoyaría el proceso mientras que un 32,4% respaldaría la opción del “No”. Para aprobar los acuerdos de paz se necesita un mínimo de 4,5 millones de votos, es decir, el 13% del censo electoral. El Presidente Santos, quien promueve el “Sí”, cuenta con el respaldo de la coalición de su gobierno y la izquierda. Las Farc han asegurado que aunque gane la opción “No” buscarán opciones que les permitan alcanzar la paz. Según explicó la revista Semana, la guerrilla conserva una imagen alta de falta de confianza y esa la principal razón por la cual los colombianos consideran que aún se puede dañar el proceso. Hay una reticencia, según explica este medio, a que el gobierno sea “generoso” con las Farc. Ipsos confirma la teoría. Un 88% de los encuestados considera que los miembros de las Farc deben pagar por sus crímenes en las cárceles y un 75% se mostró en contra de la posibilidad de que los jefes de la guerrilla puedan participar en política una vez que se desmovilicen. Otro factor que podría estar afectando la percepción de la firma de paz es la campaña que el ex Presidente y actual senador, Alvaro Uribe, ha promovido a favor del “No”. Uribe se ha posicionado como el principal opositor y crítico de las negociaciones entre el gobierno y la guerrilla. “Solamente nos queda la opción de decir sí a la paz votando no al plebiscito”, aseguró Uribe a comienzos de mes, durante una multitudinaria marcha para dejar en claro que el “uribismo” optará por el “No”. El antecesor de Santos ha cuestionado puntos clave en el proceso de paz, como las zonas de concentración donde estará la guerrilla mientras se verifica el proceso de desarme. El apoyo de Uribe supone un gran desafío para Santos. El ex presidente, un político de gran popularidad, logró en las elecciones parlamentarias que su Centro Democrático lograra la segunda votación más alta. Fuente: La tercera.com]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here