Recordemos a devoción de los Mil Jesuses, especialmente acostumbrada en Antioquia: “Si a a la hora de mi muerte me tentares, satanás nada tendréis que ver conmigo, porque el día de la santa cruz dije mil veces Jesús, Jesús, Jesús…” Saeta Cruz de MayoLa festividad de la Cruz de Mayo fue traída a esta parte del continente americano, al igual que otras celebraciones tradicionales, por los sacerdotes y conquistadores españoles, quienes la conmemoraban el 3 de mayo. fue por el hallazgo en el año 324, por Santa Elena, madre del emperador Constantino, de la Cruz verdadera donde murió Cristo. La festividad religiosa llegó al país, y con el paso de los siglos, se convirtió en una de las tradiciones más arraigadas, que incorporó hacerla más vistosa y alegre, de elementos culturales indígenas y afro colombianos, propios de cada región del país, que convirtieron la devoción española en los Velorios de Cruz de Mayo, tradición que se repite año tras año para propiciar buenas cosechas. En la festividad, tal como se conmemora en varias regiones de nuestro país, la cruz adornada con cintas y papeles de variados colores, simboliza el sufrimiento del martirio de Jesús. Especialmente invita a los devotos a la comunicación, a la reunión, al canto y a la música. El salón donde es colocada se transforma en espacio para elevar peticiones y plegarias en el mes de las flores, de la Virgen y del inicio de las lluvias, propiciadoras de la fertilidad de la tierra. Con alegría, los creyentes manifiestan en forma alegórica el deseo de resaltar aspectos no solo del dolor de su crucifixión. Los preparativos de la fiesta se inician desde finales del mes de abril, cuando los devotos comienzan los preparativos para “vestir” y adornar la cruz, de acuerdo al gusto de las personas particulares, las sociedades y de las cofradías que en nuestro país tienen a su cargo los pormenores de esta tradición. Una vez “vestida”, la cruz se coloca en un altar, adornado con flores, cirios encendidos y eventualmente las imágenes de San Antonio de Padua, las ánimas benditas y el Niño Jesús. Los velorios o veladas se realizan en los salones principales o patios de viviendas, en plazas u otros sitios públicos. Asimismo se improvisan altares en caminos, casas particulares o locales donde funcionan Sociedades de la Cruz. Al comenzar la celebración los asistentes reunidos en torno al altar inician el acto con sus ofrendas y flores mientras rezan por la prosperidad de las cosechas y por la salud de los enfermos; así como también para alejar las epidemias que azotan los campos y para protegerse del maligno o diablo. Las invocaciones a la cruz, van seguidas de un rosario cantado y los versos que anunciarán los cantos. Estos cantos convierten la velada en una animada fiesta comunitaria. En la región central se canta principalmente la fulía, y se recitan décimas a la cruz. No se acostumbra a bailar por tratarse de un acto solemne y ritual. Sin embargo hay velorios que devienen en bailes. Para lograr este objetivo la cruz objeto de veneración, se guarda, se voltea o se cubre con una sábana, para que los asistentes puedan danzar sin remordimientos. De esta forma en la costa central se baila tambor y en los llanos y en oriente se baila joropo.  ]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here