Una coalición cívica, llamada “Por los niños”, se movilizó para recoger 48.000 firmas en sólo cuatro días Además de una mayoría de votos, para anular la ley era preciso que votaran contra ella al menos un 20 por ciento de los aproximadamente 1.700.000 eslovenos con derecho a voto, es decir unas 340.000 personas. Aunque la participación en la consulta ha sido baja, apenas el 35 por ciento de los electores, el número total de votos opuestos al matrimonio homosexual ha superado ese mínimo. La pregunta a la que respondían hoy los eslovenos era: “¿Está usted a favor de que entre en vigor la ley sobre enmiendas y complementos de la ley del matrimonio y familia que el Parlamento aprobó el 3 de marzo de 2015?”. La ley igualaba completamente los derechos de las parejas homosexuales con los de las heterosexuales, incluyendo la adopción de niños y el matrimonio. Tras aprobarse la norma, asociaciones conservadoras y católicas reunieron en un tiempo récord las 40.000 firmas necesarias para convocar una consulta, posibilidad que rechazó el Parlamento argumentando que ese referendo sería homófobo y podría llevar a la discriminación por cuestiones orientación sexual.Posteriormente, el Tribunal Constitucional anuló esa resolución del Parlamento y abrió la puerta a la celebración de la consulta El referéndum se ha podido llevar a cabo gracias a la gran movilización de la sociedad civil y pese a las enormes trabas y dificultades que han encontrado en el camino al enfrentarse al lobby gay. Para ello la coalición cívica Za Otroke gre! (¡Por los niños!) consiguió recoger más de 48.000 firmas en tan sólo cuatro días. Según la legislación eslovena, cualquier grupo que recoja más de 40.000 firmas puede introducir la moción de un referéndum. De hecho, el Tribunal Constitucional tuvo que intervenir para que se permitiera realizar la votación ya que los grupos de presión homosexualista afirmaban que el referéndum “era discriminatorio y contrario a los derechos humanos”. No obstante, los convocantes cumplen todos los requisitos exigidos por la ley para que se lleve a cabo un referéndum. El matrimonio homosexual fue aprobado en el Parlamento esloveno pero sin el apoyo mayoritario entre la población. De hecho, tal y como recoge Europa Press en otro referéndum celebrado en 2012, el 55% de los votantes se posicionaron en contra de dar “un mayor número de derechos a las parejas del mismo sexo”. Fuente: Actuall.com]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here