En esta Navidad pidamos por los católicos víctimas de las violencias de las tieranias… Esta Navidad será distinta para cientos de miles de venezolanos que tradicionalmente vivían las fiestas en abundancia, gastando en ropa, calzado, comida, decoración y regalos para los suyos. La razón es la aguda crisis económica que atraviesa el país, hoy con una inflación por encima del 200 por ciento, la más alta del mundo. El panorama para muchas familias es desolador: un plato tradicional navideño promedio puede costar entre 2.000 y 3.000 bolívares por persona, lo que corresponde a la tercera parte de un salario mínimo (9.648 bolívares). El precio de un árbol de Navidad oscila entre 20.000 y 33.000 bolívares, es decir, más de seis salarios mínimos. Y si se piensa en regalos, el precio de una bicicleta es de 25.000 bolívares, una muñeca cuesta 15.000 bolívares (casi dos salarios mínimos) y las tabletas electrónicas se consiguen a partir de 60.000 bolívares. “Muchas familias se quedarán sin estrenos ni regalos, no hay dinero (…) lo que ganas se va en alimentos, o comes o vistes a los niños”, dijo a Efe Lucía González, vendedora de La Hormiga, un mercado popular de la capital. Fuente: El Colombiano]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here