Consolacao-ipco-54 Se notaba con mucha claridad cuanto Plinio Corrêa de Oliveira es considerado “padre espiritual” de toda una familia de almas. Ciertamente, grande parte de los asistentes tenían recuerdo de sus memorable palabras: “Ao morrer, se Nossa Senhora tiver pena de mim, vou para o Céu. No Céu eu continuaria patrono da família de almas que constituí, num relacionamento que seria a continuação de minha história”. Se trata de toda una “familia de almas” que sigue la trilogía formulada por el añorado, e inolvidable maestro de la Contra-Revolución: Tradición, familia y propiedad. Valores básicos sin los cuales no se concibe una civilización verdaderamente católica. Consolacao-ipco-57 Fuente: www.ipco.org.br/  ]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here