N/T ¡Qué claridad! No de la noticia pero si  de la manera y forma de hacerlo con todo tipo de apelativos,  adjetivos insinuaciones para desprestigiar a los autores de la noticia. Es un buen ejemplo de la parcialidad extremada de estos medios.

Imagen de la manifestación del 28 de agosto de 2021. Jan Schmidt-Whitley/Le Pictorium/MAXPPP/dpa/picture alliance

Ultraderechistas, antivacunas, seguidores de teorías de la conspiración y chalecos amarillos componen el variopinto espectro que marcha, cada semana con menor convocatoria, contra las medidas para controlar la pandemia.

Por octava semana consecutiva, decenas de miles de personas contrarias a la implantación del pase sanitario y a la vacunación obligatoria contra el SARS-CoV-2 volvieron a salir a las calles este sábado (04.09.2021) en numerosas ciudades francesas, en unas protestas que atrajeron a menos participantes que en las semanas precedentes.

Según las autoridades, se reunieron en las 215 protestas repartidas por todo el país unas 141.000 personas (18.000 de ellas en París en cinco manifestaciones). La semana pasada fueron 160.000; hace dos, 175.000; y hace tres, 215.000. La Policía reportó que 21 personas fueron arrestadas, tres de ellas por unos leves incidentes en el centro comercial parisino de Les Halles. Un policía resultó lesionado.

En la capital, París, miles marcharon desde la Torre Eiffel hasta Los Inválidos al grito de “¡Libertad!”. Florian Philippot, el exnúmero 2 de la ultraderechista Marine Le Pen, encabezó unas de las principales movilizaciones, donde abundaron los eslóganes contra el presidente Emmanuel Macron. Los antisistema de los “Gilets Jaunes” (chalecos amarillos) y otros sectores de la ultraderecha estuvieron de nuevo representados en las manifestaciones.

Mayoría respalda el pase

Miles de manifestantes marcharon también en Marsella (sureste), la segunda ciudad del país, la mayoría sin mascarilla y ondeando la bandera francesa. “No a la discriminación. No a la intimidación: libertad”, rezaba una pancarta. Según una encuesta de la consultora Odoxa Backbone, el 67 por ciento de los franceses aprueba el pase sanitario que el presidente Macron no descarta prolongar más allá del 15 de noviembre.

En vigor desde hace casi un mes, este pase es un código QR que se genera cuando una persona tiene la pauta de la vacuna completa, un test de antígenos o PCR negativo con 72 horas de validez o una certificación de cura de COVID-19. En la práctica, este código pretende estimular la vacunación en un país en el que 45,4 millones de personas tienen las dos inyecciones, equivalente al 67,3 por ciento de la población francesa.

La pandemia del coronavirus ya ha provocado más de 115.000 muertes en Francia.


Tomado de: Deutsche Welle (www.dw.com). (s. f.). Miles protestan contra el pasaporte sanitario en Francia. DW.COM. Recuperado 6 de septiembre de 2021, de https://www.dw.com/es/miles-protestan-contra-el-pasaporte-sanitario-en-francia/a-59087758

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here