Todo queda en familia: el comité olímpico bielorruso está dirigido por el hijo del dictador, Alexander Lukashenko.

La corredora indica que criticó a su comité por inscribirla en una competencia sin avisarle, pero el hijo del dictador dice que fue removida por haber sufrido un ataque nervioso. (Twitter)

Cada competencia deportiva internacional deja en evidencia las miserias de las dictaduras. Además de los medalleros y los resultados de las competencias, la noticia recurrente es la defección de los atletas y miembros de los cuerpos técnicos que escapan, para no volver a sus lugares de origen. Recientemente, varios deportistas cubanos afirmaron —luego de huir— que preferían hacer cualquier trabajo en Estados Unidos, antes de tener que volver a la isla para continuar con su carrera. Ahora, una velocista bielorrusa pidió auxilio a la policía del aeropuerto de Tokio y aseguró que la delegación de su país la quiso secuestrar.

Se trata de Krystsina Tsimanouskaya. La corredora oriunda de Bielorrusia escapó del comité que dirige el hijo del dictador Alexander Lukashenko, y les imploró a las autoridades niponas que la protejan. Ella no quiere saber nada sobre volver a su tierra.

Viktor Lukashenko, hijo del dictador y responsable de la representación deportiva que se encuentra en Tokio, emitió un comunicado en el que aseguró que la corredora fue removida de su equipo “por decisión de los médicos, debido a su estado emocional y psicológico”. Sin embargo, la velocista bielorrusa desmintió la información y aclaró que todo se trata de una “mentira” que surgió luego de sus críticas públicas, tras enterarse que la inscribieron para los 400 metros sin su consentimiento.


Tomado de:

Duclos, M. (2021, 1 agosto). Velocista bielorrusa pidió refugio en Tokio: su delegación quiso secuestrarla. PanAm Post. https://panampost.com/marcelo-duclos/2021/08/01/velocista-bielorrusa-pidio-refugio-en-tokio-su-delegacion-quiso-secuestrarla/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here