El ejército de los Estados Unidos llevó a cabo este domingo (27.06.2021) bombardeos contra milicias respaldadas por Irán en la frontera entre Irak y Siria, en respuesta a los ataques con aviones no tripulados de esos grupos contra personal e instalaciones en Irak de EE. UU., dijo el Pentágono.

Los ataques tuvieron como objetivo instalaciones de almacenamiento operativo y de armas, en dos zonas de Siria y una de Irak, agregó el Pentágono en un comunicado.

“Como lo demostraron las huelgas de esta noche, el presidente Biden ha sido claro que actuará para proteger al personal estadounidense “, se enfatiza en el documento.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, no precisó si hubo víctimas.

Kirby explicó en el comunicado que, por orden del presidente Joe Biden, las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo bombardeos “de precisión” de carácter defensivo contra instalaciones utilizadas por grupos armados respaldados por Teherán, como Kataeb Hizbulá y Kataeb Sayid al Shuhadá.

Los intereses estadounidenses en Irak han sido objeto de repetidos ataques en los últimos meses, y Estados Unidos ha culpado constantemente a facciones iraquíes vinculadas a Irán de los ataques con cohetes y de otro tipo contra las instalaciones iraquíes que albergan a su personal.

“Dada la serie de ataques en curso por parte de grupos respaldados por Irán que tienen como objetivo los intereses de Estados Unidos en Irak, el presidente dirigió nuevas acciones militares para interrumpir y disuadir dichos ataques”, dijo Kirby.

Presión a Washington para que retire sus tropas

Desde principios de año se han producido más de 40 atentados contra intereses estadounidenses en Irak, donde están desplegados 2.500 soldados norteamericanos como parte de una coalición internacional para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico.

La gran mayoría han sido bombas contra convoyes logísticos, mientras que 14 fueron ataques con cohetes, algunos de ellos reivindicados por facciones proiraníes que pretenden presionar a Washington para que retire todas sus tropas.

Los ataques se producen un día después de que funcionarios kurdos iraquíes dijeran que tres drones cargados de explosivos impactaron cerca de la ciudad de Arbil, en el norte de Irak, donde Estados Unidos tiene un consulado.

También se produjo cuando el Hashed al Shaabi, una alianza paramilitar proiraní que se opone a la presencia estadounidense en Irak, celebró un desfile militar cerca de Bagdad al que asistieron altos funcionarios.

En abril, un avión no tripulado cargado de explosivos atacó el cuartel general de la coalición en Irak en la parte militar del aeropuerto de Arbil, la capital regional kurda iraquí.

Ese tipo de ataques supone un dolor de cabeza para la coalición, ya que los drones pueden evadir las defensas aéreas.

Fuente: DW.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here