El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., ha afirmado que apoyar las operaciones militares en una guerra contra China plantearía serios problemas para el Ejército estadounidense, aunque las fuerzas del país actualmente son más fuertes que las de Pekín.

El comentario fue realizado por el oficial de más alto rango del Pentágono durante una audiencia del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes sobre el presupuesto de defensa para 2022 de 753.000 millones de dólares, una suma que algunos republicanos consideran insuficiente para contrarrestar el creciente poder militar de China.

Durante la audiencia, Milley admitió que una guerra con el gigante asiático “sería una tarea enormemente cara” por lo que le preocupa “la capacidad de sostener un conflicto a largo plazo”.

“La idea, sin embargo, es disuadir el conflicto y mantener la competencia de las grandes potencias en competencia y no llevarla al conflicto”, agregó el general. “Pero si tuviéramos una guerra con China, sostener una pelea sería un desafío significativo. No hay duda al respecto”.

Siguiendo las críticas de su partido, el congresista republicano Mike D. Rogers de Alabama señaló que la solicitud de presupuesto de defensa “no sigue el ritmo de China, ni siquiera sigue el ritmo de la inflación”.

“La única razón por la que [Joe Biden] no está gastando más en defensa es porque la izquierda radical lo está presionando para que lo reduzca”, afirmó Rogers. “Quieren recortar el gasto en defensa en un 10 % o más. Hay que reconocer que el presidente no ha ido tan lejos, pero lo que propone está lejos de ser lo que necesitamos para una disuasión creíble”, agregó.

Las tecnologías que van a impactar en los próximos 10 a 20 años

Por su parte, el general Milley destacó que China ha construido “un ejército extraordinariamente capaz” a través de décadas de modernización y gastando miles de millones de dólares en nuevas armas. Aun así, las fuerzas chinas actualmente no son rival para las de Estados Unidos.

Asimismo, el jefe del Estado Mayor Conjunto advirtió que el Ejército de China podría superar a las fuerzas estadounidenses en los próximos años, incluso en las áreas de guerra cibernética, armamento espacial y guerra submarina. Otros sistemas emergentes de capacidades militares chinas incluyen misiles hipersónicos, armas robóticas avanzadas y sistemas informáticos de muy alta potencia.

“Estas son tecnologías emergentes [que] van a impactar en el tiempo y el espacio en los próximos 10 a 15, a 20 años, como máximo, y nosotros, Estados Unidos, tenemos que estar al frente de todas ellas”, recalcó el general. “De lo contrario, estaremos preparando a las generaciones futuras para una situación muy difícil en relación con China”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here