Una mayor polarización social será el principal desafío de los mexicanos durante la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la medida en la que no logre avanzar en su agenda, tras las pasadas elecciones.

“Ya ha sido un sexenio muy polarizante porque el mismopresidente ha dividido a la población entre buenos y malos, entre ricos y pobres, entre la oposición y los que están a favor de su gobierno. Eso se seguirá observando en la segunda mitad de su gestión, sobre todo si no encuentra los espacios para avanzar en su agenda”, afirma Sandra Ximena Mata, subdirectora de la Consultoría Integralia, que asesora al sector privado y público sobre riesgo político y asuntos legislativos, y publicó un balance sobre los resultados de las elecciones legislativas en México celebradas el pasado 6 de junio.

El partido oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), fundado por el propio Andrés Manuel López Obrador, ha construido una nueva hegemonía en el sistema político mexicano, con un avance territorial sostenido, lo que posiciona a la formación como favorita rumbo a la elección presidencial de 2024. Se trata del tercer reporte del proceso electoral que destaca que Morena y sus aliados (Partido Verde Ecologista de México -PVEM- y Partido del Trabajo -PT-) mantuvieron una mayoría absoluta con 281 del total de 500 escaños. No obtuvieron la deseada mayoría calificada (2/3 partes de la cámara), con lo que no cuentan con los votos necesarios para reformar la Constitución sin el apoyo de otros partidos. Aunque sí pueden aprobar el presupuesto, reformas a las leyes y una reforma fiscal sin votos de la oposición.

Fuente: DW.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here