La Unión Europea ha decidido empezar su nueva política de defensa de
los Derechos Humanos en el mundo con una primera batería de
sanciones contra responsables chinos de la represión de la minoría
musulmana Uigur en la región de Xinjiang. La medida ha sido
inmediatamente objeto de una respuesta por parte del Gobierno chino que
ha anunciado a su vez sanciones contra diez representantes políticos y
cuatro entidades europeas por considerar que la medida de la UE
«distorsiona hechos, interfiere gravemente en los asuntos internos de
China, viola de forma flagrante el Derecho Internacional».
El Consejo de ministros de Asuntos Exteriores reunido de forma presencial
en Bruselas ha confirmado los rumores sobre este primer paquete de
sanciones políticas …

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here