Datos sobre fenómenos de vuelo inusuales serán compartidos con el Congreso. Pero un experto alemán con décadas de investigación en su haber no cree que los extraterrestres hayan estado alguna vez en la Tierra.

Si tiene interés en los ovnis (objetos voladores no identificados, para los no iniciados) y siempre se ha preguntado qué saben exactamente el gobierno y los servicios de inteligencia de Estados Unidos sobre ellos, junio puede ser un gran mes para usted.

El grupo de trabajo de fenómenos aéreos no identificados (UAP), un grupo dentro del Departamento de Defensa de Estados Unidos, presentará un informe no clasificado al Congreso este mes sobre el conocimiento que los funcionarios del Pentágono han recopilado sobre los UAP y cómo están manejando los datos que han logrado recolectar.

UAP es el término que militares e investigadores que no quieren asociarse con la expresión “ovnis” usan cuando se habla de objetos en el cielo que vuelan sin ninguna forma visible de propulsión, en patrones que desafían nuestro conocimiento de la física. Entonces sí: el Departamento de Defensa de Estados Unidos les dirá a los representantes y senadores del país lo que han aprendido sobre los objetos voladores no identificados en el espacio aéreo estadounidense.

Y el público lo escuchará todo (aunque podría haber una demora entre la presentación en el Congreso y la publicación del informe completo). No hay conversaciones silenciosas sobre sitios militares secretos, que los teóricos de la conspiración están seguros que han estado teniendo lugar desde que un ovni supuestamente se estrelló en Roswell, Nuevo México, en el verano de 1947, sino un sencillo informe.

“Evidencia documentada recopilada por los militares”
Avi Loeb, profesor de ciencia en la Universidad de Harvard y director del Instituto de Teoría y Computación dentro del Centro Smithsoniano de Astrofísica, le dijo a DW qué hace que esta sea una ocasión tan trascendental.

“Este nuevo informe es diferente de las discusiones anteriores sobre ovnis o UAP, en el sentido en que incluye evidencia documentada recopilada por personal militar basada en la detección por múltiples instrumentos (radar, cámaras infrarrojas, cámaras ópticas)”, escribió Loeb en un correo electrónico.

Es probable que la información presentada en el informe indique “la posible existencia de objetos que se comportan de formas que no pueden ser explicadas por las tecnologías que poseemos”.

El 95% de los casos tiene una explicación mundana

Una encuesta de Gallup de 2019 mostró que un tercio de los adultos estadounidenses creían que al menos en algunos casos los avistamientos de ovnis involucraban naves espaciales alienígenas reales.

Hans-Werner Peiniger se interesó por los ovnis cuando tenía 15 años y los ha investigado durante casi medio siglo. El director de la Sociedad para la Investigación del Fenómeno Ovni (GEP) en Alemania dice que la abrumadora mayoría de los avistamientos, sin embargo, tienen explicaciones naturales o artificiales.

“Desde 1972, hemos investigado aproximadamente 4.500 avistamientos” reportados al GEP por testigos, contó Peiniger a DW. “Para solo alrededor del 5% no pudimos encontrar una explicación comprensible”, revela.

El resto, continúa Peiniger, son a menudo globos de helio como los que se ven en las ferias, insectos en vuelo que pueden parecerse a un platillo volador en las fotos, fenómenos meteorológicos o satélites. ¿Y el otro 5%? “Quizás son fenómenos naturales que simplemente no podemos explicar todavía”, señala.

¿Por qué llega el informe justo ahora?
No es una coincidencia que los miembros del Congreso obtengan más información sobre los UAP este mes. Un informe detallado del grupo de trabajo era un requisito en el paquete de gastos de 2.300 millones de dólares (1.800 millones de euros) que el Congreso aprobó en diciembre de 2020.

Fuente: DW.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here