“Tener a tanta gente en el mar, en balsas tan poco confíales—sólo genera riesgos ambientales”, indicó Fedor. La fuente de los rumores se desconoce. Pero, los oficiales de la Guardia Costera creen que los fabricantes de botes y balsas tienen parte de la culpa. “Estos botes no solo están ahí. A esta gente le pagan por construirlos. Ese es el motivo económico detrás de esto”, dijo Fedor. “Hay gente lucrando con esto. Y no les importa la seguridad de estos chicos. Creo que es por su beneficio que se siguen esparciendo estos rumores. Estamos intentando combatirlo”. Desde que Fidel Castro tomó el poder en Cuba, en 1959, han existido periodos de migración masiva desde Cuba —el más famoso fue en 1980, cuando se permitió a los cubanos salir de la isla desde el puerto de Mariel. Casi 125.000 cubanos llegaron a las costas de Miami en un periodo de seis meses—. A pesar de que este repunte no es considerado como migración masiva, Fedor dice que “estamos siempre atentos a eso. Hay una variedad de factores que pudieran llevar a una migración masiva. Pero ahora no estamos en ese nivel”. Pero, solo por si acaso, Fedor dijo que la Guardia Costera ha destinado recursos adicionales para lidiar con la situación actual. Fuente: Javier de Diego, CNN]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here