Huelga de Taxis:

Es justo compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

¿Qué es lo que está por detrás y a quienes beneficia?

De esta huelga lucrará la administración comunista de Petro. Comunista, esto es igualitaria, estatista y dirigista. Quieren acabar con la propiedad privada hasta en sus pequeñas expresiones. Quienes con esfuerzo y sacrificio pudieron tener uno o varios buses estuvieron sometidos a una verdadera guerra para instaurar el So i Tal por Cual, mejor conocido como el llamado SITP. Contra toda evidencia, contra toda lógica hemos visto lo bogotanos miles de buses azules transitando casi desocupados aumentando el caótico tráfico de la otrora vivible y amable Bogotá.

Ya confiscaron esta posibilidad de pequeñas propiedades o pequeña empresas y todo el trasporte lo volvieron masivo. Por el que tanto lucho para instaurar Peñaloza, (otro enemigo de la propiedad privada, quien hace alarde de su izquierdismo diciendo que fue él quien más masificó la ciudad).

¡Ahora viene el turno para los taxis! No les basta que para adquirir un vehículo, los sacrificados dueños de taxis, tienen que pagar enormes sobre-costos que equivalen a comprarle uno o dos más al Estado, con el precio de los impuestos y las afiliaciones.

Ojo, ya comenzaron a desatar esta guerra contra quienes encontraron una vía para salir de la pobreza y que luchan por un mejor futuro para sus familias, que lograron adquirir un auto…

¡Ya se ven carros azules en el terminal de la 80. ! Reconocerlo es apenas una conclusión lógica: El comunismo no es gratis y el gobierno de Petro no lo es en ninguna forma. Ni por pedagógico que parezca, no es nada condescendiente con ninguna de las clases sociales.

No lo es, ni con su propio estrato social, a ese nuevo al que pertenecen los dictadores del régimen socialistas. De quienes reciben para el pago del arriendo de sus viviendas del propio erario de la ciudad decenas de miles de pesos, en lujosos y conocidos conjuntos. Ese dictadorzuelo a quien se ve de tiempo en tiempo disfrutar de su mansión en la ciudad veraniega de Girardot. Nada los contiene son de una religión. Esa religión ideada por Marx que quiere acabar con todas las religiones, con la familia, con la propiedad privada en sus grandes y o pequeñas manifestaciones, con las tradiciones en sus grandes y pequeñas realizaciones. Digamos para terminar, “al toro bravo, a los cachos” y sobre lo que seguiremos escribiendo si Dios nos lo permite y las audacias de nuestros dirigentes, porque sobre los petro-taxis que todo así expuesto.

Por: Saeta

 

Es justo compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page