Francisco, la hoz y el martillo

Es justo compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

No se entiende cómo el pontífice Francisco se rodea de dirigentes revolucionarios, asume sus ideas como siendo buenas y les da un apoyo prácticamente incondicional, sin oír a conceptuados especialistas que defienden con datos concretos que la propiedad privada y la libre iniciativa han sido y son fuente de progreso social y de disminución de la miseria en el mundo entero; y que, por el contrario, el socialismo ha sido y continúa siéndolo, como en Cuba comunista y en Venezuela, un sistema económico intrínsecamente productor de miseria

 

1.El 09 de julio pp., en Santa Cruz de la Sierra, durante el 2º. Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, el pontífice Francisco pronunció un extenso y encendido discurso contra el capitalismo y la propiedad privada ante líderes revolucionarios de inspiración marxista y seguidores de la teología de la liberación, que lo ovacionaron.

2.Entre esos líderes, además del presidente de Bolivia Evo Morales, que usaba una campera con un diseño del sanguinario “Che” Guevara, se encontraban el brasileño Juan Pedro Stédile, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST), que promueve desde hace décadas la violencia revolucionaria en el campo brasileño, y el trotskista argentino Juan Grabois, especialista en agitación urbana en las periferias de Buenos Aires, dirigente de la Confederación de la Economía Popular y miembro del comité organizador del 2º. Encuentro Mundial de los Movimientos Populares.

3.Ellos, y otros delegados presentes, están entre los peores líderes revolucionarios latinoamericanos, remanentes del comunismo. No obstante, Francisco los trató como si fueran los mejores entre los mejores, asegurando que sus actos estarían “motivados por el amor fraterno”, que serían promotores de “un cambio positivo” en la sociedad, y que estarían realizando una auténtica labor de “poetas sociales”. “Nuestra fe es revolucionaria”, los alentó Francisco, y les dijo: “los he llevado en mi corazón”. El apoyo de Francisco a esa tropa de choque revolucionaria no podría haber sido mayor.

4.En discurso inflamado, Francisco colocó las metas de su revolución socioeconómica junto con los de su revolución ecológica, dándole a ésta última la primacía: “tal vez la más importante que debemos asumir hoy”. No obstante, este discurso papal, así como la reciente carta encíclica “Laudato Si”, adolece de una importante y preocupante “laguna” científica que, con el debido respeto, afecta una premisa fundamental de ambos documentos. Se trata de la tesis de los ecologistas más extremados, que Francisco asume por entero, de que sería la actividad humana, y no los ciclos de la naturaleza, la gran responsable por los actuales cambios climáticos. Esa tesis no posee unanimidad en los medios científicos más conceptuados y ha sido impugnada por trabajos académicos de alto nivel. No se sabe en qué estudios científicos concretos y en qué especialistas ecológicos se basará el pontífice, porque la bibliografía de ambos textos no cita ningún documento a ese respecto. En ese sentido, es importante recordar que el 27 de abril pp., 100 científicos ambientalistas enviaron una carta a Francisco implorándole que no se dejase llevar por los argumentos de ecologistas radicales, con análisis que no han sido demostrados por la ciencia ambiental. La carta añadía que ecologistas revolucionarios, con el pretexto de ayudar a los pobres, están contribuyendo con sus propuestas a aumentar peligrosamente la miseria en el mundo (cf. Destaque Internacional, “Francisco, aventura ecológica y ‘laguna’ científica”, Jun. 22, 2015, link http://www.cubdest.org/1506/c1507franciscoeco.htm ).

Primera vez en la historia acepta una condecoración, y esta con la Hoz y El Martillo

Primera vez en la historia que un Papa acepta una condecoración, y esta con la Hoz y el Martillo.

5.En el Vaticano, en octubre de 2014, se había realizado el Primer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, y también en esa ocasión sus dirigentes recibieron de Francisco palabras laudatorias. Se trató de una especie de “beatificación” publicitaria, en vida, de actuantes figuras revolucionarias de inspiración marxista, sui generis “beatos” de una especie de “iglesia al revés”, contraria a la doctrina social de la Iglesia defendida por antecesores de Francisco (cf. Destaque Internacional: “Francisco, ‘beatificación’ publicitaria de revolucionarios y ‘vendaval’ social”, Nov. 02, 2014, link http://www.cubdest.org/1406/c1411franciscomst.htm ; y Nelson Ramos Barreto, “Encontro Mundial de Movimentos Populares no Vaticano”, Nov. 12, 2014, link http://ipco.org.br/ipco/noticias/encontro-mundial-de-movimentos-populares-vaticano#.VaCagvlViiA ).

6.En su discurso en Santa Cruz de la Sierra, Francisco reconoce que “ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio de la interpretación de la realidad social”. Entonces, no se entiende cómo el pontífice Francisco se rodea de dirigentes revolucionarios, asume sus ideas como siendo buenas y les da un apoyo prácticamente incondicional, sin oír a conceptuados especialistas que defienden con datos concretos que la propiedad privada y la libre iniciativa han sido y son fuente de progreso social y de disminución de la miseria en el mundo entero; y que, por el contrario, el socialismo ha sido y continúa siéndolo, como en Cuba comunista y en Venezuela, un sistema económico intrínsecamente productor de miseria. De esa manera, en el 2º. Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, Francisco actuó como un compañero de ruta de sus actuales líderes comuno-católicos y del comunismo.

7.En ese sentido, horas antes, en La Paz, el presidente Evo Morales había entregado a Francisco, junto con el Cóndor de los Andes, la condecoración Luis Pinal, en memoria de un sacerdote revolucionario que murió asesinado en la década de 1970, cuya medalla contiene una representación blasfema de Jesucristo sobre la hoz y el martillo, símbolos del comunismo. Se trata de una medalla que reproduce una talla en madera hecha por el propio sacerdote, una réplica de la cual, en tamaño natural, también fue entregada a Francisco.

8.Esa medalla blasfema de la condecoración parece ser un símbolo trágicamente premonitorio de los rumbos que va tomando en el plano político y social el pontificado de Francisco. Según informó la agencia católica ACI, Francisco decidió que ambas condecoraciones fuesen colocadas a los pies de la imagen de Nuestra Señora de Copacabana, Patrona de Bolivia. Esas condecoraciones para él representarían “símbolos del cariño y de la cercanía” recibidos con “afecto cordial y generoso” del presidente Evo Morales (cf. ACI, Julio 10, 2015, link con foto de la condecoración blasfema https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-deja-en-bolivia-condecoraciones-que-le-dio-evo-morales-77266/ .

9.Destaque Internacional ha difundido varios editoriales y artículos con análisis críticos de similares actitudes proizquierdistas y populistas de Francisco, que causan perplejidad en los amantes de la libertad en el mundo entero. Se ofrecen a los lectores interesados algunos links para acceder gratuitamente a esos textos respetuosamente críticos.

10.Estos apuntes de Destaque Internacional son breves comentarios interactivos, de carácter oficioso, que no necesariamente representan la opinión de todos los miembros de su consejo de redacción. Los comentarios se destinan a llamar la atención sobre temas “políticamente incorrectos” y que suelen quedar al margen, a pesar de que son vitales para la sociedad. Son bienvenidas sugerencias, opiniones y críticas.


Artículos recientes relacionados:

Francisco, consumismo, miserabilismo y Boff

http://www.cubdest.org/1506/c1507franciscomiser.htm

Francisco, aventura ecológica y “laguna” científica

http://www.cubdest.org/1506/c1507franciscoeco.htm

Francisco, los comunistas y los pobres

http://www.cubdest.org/1506/c1506pobresfran.htm

Francisco, ecoterrorismo y miseria

http://www.cubdest.org/1506/c1505eco.htm

Más artículos sobre Francisco en el sitio web

Fuente: www.cubdest.org

Es justo compartir...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page